Ir al contenido principal

LAS INJURIAS SIN CABEZA


Si los amantes de los libros repiten a las nuevas generaciones que en internet no está la verdad absoluta, que, por el contrario, abundan los vicios y los cabos sueltos, so pretexto de la velocidad de la información, la noticia que trascendió la semana pasada sobre un supuesto uso de "negros literarios" por MVLL, lo confirma.


En el Facebook se enlazó y comentó mucho en el Perú la nota publicada La Tribuna de Toledo el 28 de diciembre pasado, Día de los Inocentes, y quienes odian al Nobel de Literatura 2010 por sus declaraciones políticas y, me precipito, no han leído su larga lista de novelas, obras teatrales, relatos y ensayos literarios, tomaron con ligeraza el tema y expusieron que la ignorancia a todos nos sobra.

Veamos, el Premio Nobel de Literatura no se gana con La Tinka. Pesa la calidad y trabajo a lo largo de una vida, y Vargas Llosa es famoso en el universo literario por su disciplina de hierro: para él, el trabajo narrativo es con horario de oficina, así que eso de tener 18 escritores "negros" que trabajan para él ofende a alguien que desde hace 52 años publica libros, unos de factura impecable y otros, menos.

Básicamente estamos frente a un novelista, dramaturgo y ensayista. Salvo los relatos Los jefes (1959) y Los cachorros (1967), MVLL no publica textos cortos y menos cuentos, excepto "Fonchito y la Luna" (2010), por encargo para la literatura infantil. Y en el infame texto "Vargas Llosa podría perder el Nobel por usar un 'negro'", se habla de un cuento sobre un "anarquista de Cáceres que se enamora de una rica heredera en los albores de la Primera Guerra Mundial". Ni siquiera se atina en los contextos de los trabajos de MVLL. Como para coger a los desprevenidos.

Algo que herirá o que hará carcajear a todos a los que Mario Vargas Llosa agradece en El sueño del celta, por la información que le facilitaron para los engranajes de su novela, será ver el nombre de la ex modelo mexicana Genoveva Casanova como una de las principales fuentes, aportando "expresiones mexicanas", aunque en dicha obra no hay nada de charro, sino que le pregunten al dublinés Roger Casement.

O que nuestro Nobel publicó un libro llamado Sabor a hiel, ¡primera noticia! Más que elemento de crítica, la difusión de la nota hizo flaco favor para sus críticos. Fue, usando los términos de técnica literaria de MVLL: un striptease, pero al revés.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…