Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2012

Las fiestas para un Niño

En el barrio de San Cristóbal, en la parte alta de la ciudad del Cusco, hay un Niño de Reyes, un patrón a quien se le celebra a lo grande cada inicio del año. Estas fiestas son una marca de su mestizaje y de la manera propia de los pueblos de entender la fe católica. (*)


Escribe: José Vadillo Vila Fotos: Jack Ramón Morales
Los niños -los de verdad y los de yeso; los de materia noble y los de material noble- se topan de a codos en las bancas. Algunos están desde antes de las siete de la mañana. Hoy es 6 del primer mes del año y el Niño Patrón de San Cristóbal nos aguarda en su templo de adobe y piedra; pisos de tierra y atrios vacíos por las circunstancias. "Él es el amo; él es el patrón de aquí", me explicarán.
A esta hora en que el sol cae en perpendicular sobre el Cusco, vamos subiendo. Hasta estas faldas del cerro Colcampata son cinco minutos en taxi desde la plaza de armas de la ciudad imperial. Le comento al taxista que he visto desde la mañana desfilar por la plaza de ar…

Limeñitud en el diván

Lima cumple hoy 477 años pero muchos de sus vecinos tienen sentimientos encontrados   contra la ciudad donde viven. ¿Puede Lima ser una de las nuevas Ciudades Maravillas del Mundo a pesar de sus habitantes? (*)


Escribe: José Vadillo Vila.-
El problema de Lima son los limeños. El arquitecto Wilfredo Ardito parece sonreír a través de la línea del teléfono cuando al medio de la conversación planteamos el tema. El jueves 26, Ardito disertará sobre "¿Por qué tantos limeños no quieren a Lima?" El tema nos toca la piel a muchos de los casi ocho millones de personas que vivimos en esta ciudad anclada entre el océano Pacífico y los Andes.
Recuerda el también catedrático que lo casi esquizofrénico de muchos limeños es que odian la urbe, son los primeros en gritar a los cuatro vientos sobre los males de su ciudad y nunca sobre sus bondades. Es algo que llama la atención desde fuera. No sucede eso con los trujillanos, los arequipeños. Y tampoco en el exterior con los bonaerenses o los bo…

Una luna que es crónica intensa, viajera y reflexiva

Escribe: José Vadillo Vila.-
"No hay nada más brutal, más cruel que entender que podría haber sido tantos otros. / Y a veces, el alivio", escribe Martín Caparrósen las primeras líneas de Una luna. Diario de hiperviaje(Barcelona, editorial Anagrama, 2009). Ese tono reflexivo y de nuevo el viaje se mantiene a lo largo de las 181 páginas de Una luna, que debe de ser uno de los mejores libros de viajes de la década que pasó porque conjuga una pluma sin igual y a la vez reflexiona y cuestiona.
El pretexto inicial de la narración es el trabajo que le encarga al cronista argentino el Fondo de Población de las Naciones Unidas para viajar durante 28 días buscando y entrevistando a jóvenes migrantes. 
Caparrós, en lo que dura el ciclo de la Luna sobre los cielos, salta de país a país, de cultura a cultura; con las antenas alertas, el cuaderno de notas siempre listo. Se va así por lugares tan apartados como Kishinau, Monrovia o Lusaka y los lados "b" de las ciudades estrella…

Adiós al maestro "Pacopu"

Partió sin ver presentadas todas sus composiciones: el maestro Francisco Pulgar Vidal, compositor miembro de la vigorosa Generación del 50, junto con Edgar Valcárcel y César Bolaños, falleció la tarde de ayer. Fue miembro de la primera vanguardia musical peruana del siglo XX. (Publicado en el diario oficial El Peruano, el miércoles 18 de enero de 2012)

Escribe: José Vadillo Vila
El pentagrama nacional ha tocado las notas más graves, nuevamente, esta semana. El maestro Francisco Pulgar Vidal, figura de la Generación del 50, falleció la tarde de ayer en su casa, nos informaba en escueta nota el Conservatorio Nacional de Música, de donde era profesor emérito.
Como se dice en estos casos, Pulgar Vidal, con más ochenta años, falleció víctima de una enfermedad de apellido largo. Ya a fines de 2010, cuando le preparaban un homenaje en el Centro Cultural de España, el maestro estuvo hospitalizado en el hospital Rebagliati, recuperándose de un derrame cerebral.
"Como todos los miembros de …

Memoria prodigiosa del tabloide emblemático

Periodistas de viejo cuño, Justo Linares y Roberto Salinas escriben un libro sobre Última Hora (UH), donde repasan las más históricas portadas del emblemático vespertino limeño que marcó la segunda mitad del siglo XX, con su lenguaje  de la calle y vendió miles de ejemplares. (Publicado en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila




Hay muchas historias que se tejen cuando a uno le hablan de Última Hora, el vespertino que en algún punto de la década del setenta llegó a tirar más de 330 mil ejemplares y fue creado bajo el genio de Raúl Villarán.
Ese diario pasó a mejor vida un día de 1984. Y su final fue cantado cuando murió La Prensa, el diario de uno de los hombres más poderosos que tuvo el país, Pedro Beltrán Espantoso, pero esa es otra historia.
Justo Linares fue uno de los que cerraron las puertas del vespertino. Se pasó 21 años oyendo el teclear de la redacción de UH, como le llaman cariñosamente. El ubicuo Roberto Salinas, por su parte, había llegado en 1965 y se retiró qui…

El Paraíso de las cataratas

Escondidos a más de dos horas en deslizador desde el puerto Huicungo, a orillas del río Huayabamba, se ubica una serie de cataratas de gran altura que se conocen como El Breo. Le dicen también el Paraíso de Dios, el Paraíso del Amor. (*)


Escribe/Fotos: José Vadillo Vila
Es luego de ese rápido -pasados los 140 minutos de viaje- cuando la humedad empieza a pegarse al cuerpo como gesto de bienvenida; y la neblina aparece, se hace telón de fondo para el asombro: A ambas bandas del Huayabamba surge ese rumor de los chorros de cataratas desde los montes verdes, infinitos, apoteósicos. Hemos llegado al Paraíso. Por lo menos, a lo que parece una sucursal de él.
Por momentos, el viajero sentirá que no está en un apartado de la región San Martín, mientras saca embobado vistas en su teléfono celular, que aquí sólo sirve para eso. Pensará que estamos en la luna Pandora y que en cualquier momento saldrán los humanoides navi que creó el cineasta James Cameron. Sí, estamos ingresando a la zona de El …

Música de 2011

Un acercamiento a las producciones musicales editadas en 2011, con un énfasis en la mirada a los géneros andino, criollo y fusión. (*)


Escribe: José Vadillo Vila.-  
Las buenas producciones se cosecharon este año que se va. Una muestra de esta gran calidad es Renacer, de Pamela Rodríguez. Álbum festivo (escuche "Ligera love"), pero sin que la artista sacrifique su búsqueda de melodías distintas y letras complejas.
Otro imprescindible es Karimba, el sexto disco de los Novalima. Enfatiza en las creaciones propias del conjunto, con letras fuertes, sin dejar de buscar en ritmos afroperuanos.
Novedades andinas El dúo Antología presentó Vuelve a mí. Con temas como "Mentiras", "Aléjate" y "Cabellos de Nieve", tratan de superar el Niña, editado en 2000.
La gran novedad fue el proyecto Kuska (unión, en quechua), que juntó a los cantautores Pepe Alva, Max Castro, William Luna y Diosdado Gaitán Castro. Para muestra, su primer sencillo, "Pechito Corazón…

Las mejores tablas

De las obras estrenadas en las tablas peruanas en 2011, TuLima y Crónica de una muerte anunciada, fueron de las más aplaudidas. Celebraciones aparte fueron los 40 años de carrera de los grupos Yuyachkani y Cuatrotablas. (*)


Escribe: José Vadillo Vila.- 

El 2011 terminó con sabor a fiesta sobre las tablas, pues el musical TuLima recreó con actuación y baile el panorama de la capital en los años cincuenta. Fue de las puestas que mejor captó la atención del amplio público. Un trabajo mancomunado de la coreógrafa Vania Masías, la directora teatral Rocío Tovar y el músico Lucho Quequezana.

Fue un año prolijo en las tablas para el cineasta Pancho Lombardi, quien presentó en el circuito miraflorino dos trabajos: su versión de la comedia dramática Las tres hermanas, clásico de Anton Chéjov, y Cosecha. Trilogía de las altas llanuras, de David Wright Crawford, un elogio a la madurez en tres tiempos.  
Uno de los mejores directores del medio, Roberto Ángeles, con 35 años de carrera, entregó La dobl…

Todas las letras

Recuento de los libros que nos dejó 2011. (Publicado el sábado 31 de diciembre de 2011 en el diario oficial El Peruano)


Uno de los más valiosos rescates de 2011 fue la edición crítica de El pez de oro, del escritor puneño Gamaliel Churata (1897-1969). Hablando de rescates, la Biblioteca Nacional del Perú celebró sus 190 años de creación iniciando la campaña para recuperar los 932 libros de su fondo antiguo, extraídos ilegalmente.
Grandes plumas Miguel Gutiérrez, uno de nuestros mejores novelistas, publicó Pasión Latina, en la que conjuga los demonios de su narrativa, en un thriller sicológico ambientado en Washington. Otras grandes plumas que publicaron fueron Óscar Colchado, Hombres de mar. Carlos Calderón Fajardo: reeditó su primera novela, La colina de los árboles, presentó las novelas La ventana del diablo (Réquiem por Sarah Ellen), y kafkiana La vida íntima de Gregorio Samsa.
Si se trata de exploraciones, José Donayre Hoefken destacó con La descarnación del verbo, un universo de búsq…