Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2016

Esperanza vs. epilepsia

¿Imagina a un niño con 20 ataques de epilepsia al día? Essalud ha adquirido 10 estimuladores del nervio vago que implementará como tratamiento paliativo a igual número de pacientes infantiles que padecen de la epilepsia reflactaria. Esta cirugía les permitirá disminuir la frecuencia, cantidad e intensidad de las crisis.
Escribe: José Vadillo Vila
1. 
Sandro jugaba con esas consolas digitales que los niños piden para la Navidad y escuchaba lo que su papá, Luciano, contaba al periodista, cuando empezó a convulsionar. La epilepsia dejó de ser concepto y se hizo tangible sin pedir permiso. A ese trastorno cerebral le interesa un comino el lugar, la presencia de testigos. Solo sucede.

Pero Luciano sabe qué hacer con su hijo. Lo ha llegado a vivir hasta 15 veces al día, y en cualquier lugar. Por eso también lleva un casco, para que Sandro no se golpee la cabeza cuando andan por la calle, por la casa, por los pasadizos de este hospital Rebagliati, de cualquier lugar, y zas, viene la convulsión. …

Bolognesi: La virtud de la fortaleza

El coronel Francisco Bolognesi es un símbolo de lo mejor de la peruanidad: aislado y sin recursos, en Arica dio lucha por el ideal de la Nación. Hoy conmemoramos el bicentenario de su natalicio. (*)

“Mi última palabra es quemar el último cartucho. Viva el Perú”. –Bolognesi. Telegrama Oficial publicado en El Peruano el 10 de junio de 1880.
Escribe: José Vadillo Vila
Un documental, Francisco Bolognesi: Tengo deberes sagrados que cumplir, que contextualiza los días previos a la batalla del 7 de junio de 1880 y nos remite a la frase que tiene vínculos de sangre con los peruanos, una moneda conmemorativa en la que resalta otra frase que cinceló para la eternidad de la bicolor y que sería lucha contra la corrupción (“…que no crean que mi deber tuvo precio”), ceremonias diversas en el ámbito militar, conferencias, un trofeo futbolístico en el Cusco y una maratón en Tacna, permiten a los peruanos refrescar la memoria y homenajear a Francisco Bolognesi Cervantes (1816-1880)a 200 años de su nacimien…

La otra procesión

1.

La muerte viene con soundtrack. Del “Amor eterno” que canturreaba en falsete el finado Juan Gabriel, al “Madre” que la “Diosa Hermosa del Amor”, Dina Páucar, entona al límite del llanto, secundada con arpa y timbal. La muerte tiene su banda sonora y ayer, Día de Todos los Santos, no hubo cementerio en el país que se respete, donde faltase música, sea “en vivo” o en su comprimida versión MP3. 

Del vaso de espumante cervecita que le gustaba al abuelo cuando de joven zapateaba al ritmo de Estudiantina Perú a la media res de pisco acholado que tomaba el papá del compadre Iván. Y la familia eleva el llanto a la enésima potencia ante la tumba del padre ausente cuando llega el estribillo de “Caballo viejo”, en inconfundible versión del cubano Roberto Torres, tan peruana desde tiempos del elepé. 

Las tradicionales celebraciones en los cementerios este año tuvieron una variante en Lima: los efectivos de la Policía cuidaban el ingreso de las bebidas espirituosas. ¿Se erradicará esa costumbre de…