Ir al contenido principal

ESENCIA MUSICAL DE LOS ANDES

El grupo boliviano Savia Andina ha dado la vuelta prácticamente por todo el globo en sus casi 36 años de carrera. Sólo les falta actuar en África y Medio Oriente. (Publicado el miércoles 01 de junio de 2011 en el diario El Peruano)


Escribe: José Vadillo Vila.-

Sexteto. Formación actual de Savia Andina.


CANCIÓN INMORTAL
La suave voz de Gerardo Arias Paz es inmortal. Lo dice el Reader's Digest, que incluyó la famosa versión que hizo Savia Andina del huaino "El Minero", como uno de los temas más representativos.

"Se ha convertido en un himno de los mineros de los países andinos", comenta el vocalista. Sino que lo digan los 33 mineros que permanecieron atrapados por 69 días en Chile. Ellos y sus familias lo escuchaban muy seguido, como para darse coraje. "No es un tema grandioso. Es más bien como si un minero lo cantara en su descanso. Y esa sencillez llega profundamente", agrega Arias Paz.

BREVE GIRA
Luego de tres años, los Savia Andina han retornado al Perú para una "breve gira", tomando nuevamente pulso a sus éxitos como "A los bosques", "Kalanchito", "Verbenita" y sus nuevos trabajos, entre ellos, la morenada "La Mentirosita", cuyo estribillo reivindica el uso tradicional de la hoja de coca: "¡Coca no es cocaína, coca es la hoja sagrada!".

Oscar Castro, percusionista y otro de los fundadores del conjunto de Potosí, cuenta emocionado que los Savia han llegado por vez primera a Cerro de Pasco, ciudad minera donde vieron cómo gente de distintas generaciones cantaban sus éxitos. "Nunca habíamos estado en Cerro de Pasco, pero nuestra música llegó, se quedó y se ha transmitido de generación en generación. Lo que quiere decir que lo que hemos hecho por más de 35 años valió la pena".

El trabajo de los Savia Andina ha ayudado a imponer géneros como los caporales (sayas) y las morenadas; y ha mostrado versatilidad de instrumentos andinos.


TRABAJO SONORO
El sexteto Savia Andina -nació como cuarteto hace casi 36 años- ha dejado una gran escuela. Han versionado diversos géneros musicales mostrando la versatilidad de los instrumentos andinos en rock, música hindú, melodías rusas y tributando homenaje a Bach, Beethoven y Mozart. Y también contribuyendo a popularizar ritmos como los caporales (sayas) y las morenadas.

"Hemos dado un paso, sobre todo en nuestro país, para que la música folclórica tenga un nivel, se eleve a nivel de concierto y sea aceptada en teatros importantes, que antes era cerrado para ciertos géneros musicales", explica Gerardo Arias Paz. Y Savia Andina, que ha realizado innumerables conciertos en el teatro Municipal de Lima proyecta hacer las coordinaciones para volver a ese escenario.

"El Perú es muy importante para nosotros", dice a su turno Óscar Castro. "Siempre nos han dado un impulso, no podemos quejarnos. Acá hemos palpado que fuimos y somos una sola raza, una sola raíz".

Pero, ¿qué les por falta hacer, musicalmente? "Hace más de veinte años fuimos el primer grupo andino en ofrecer un concierto junto a una orquesta sinfónica, en San Antonio (Texas, EE UU)", comenta Óscar Castro. "Lo que tenemos en deuda es grabar un disco con una orquesta de cámara. En cualquier momento lo vamos a hacer".

COMPROMISO Y NUEVO SONIDO
Para Arias Paz hoy su trabajo se focaliza en revitalizar y transmitir a los jóvenes su conocimiento. "Sobre todo con canciones que tengan algún mensaje, para revalorar nuestra cultura. Hay muchas melodías y ritmos que vamos a recopilar", agrega.

Este retorno al Perú es singular porque el grupo trae otro sonido. Siempre se resistieron a los instrumentos electroacústicos, pero han tenido que ceder. "Lamentablemente la exigencia del auditorio, es otro. En los mismos teatros quieren ya otro sonido, creo que el público se ha malacostumbrado a no escuchar con más sutileza", comenta Arias Paz.

¿Se les hace fácil llegar a los 40 años de trayectoria? "Estamos revitalizados con gente nueva pero manteniendo siempre nuestro estilo. Lo otro es que los tres que fundamos el grupo empezamos a caminar juntos desde el colegio y eso implica que más haya primado la amistad antes que hacer dinero", cuenta Arias Paz.

En esa línea, Óscar Castro agrega que si bien ha pasado el tiempo, y se va evolucionando, "se mantiene la mística del grupo: lograr que la música folclórica llegue a nivel de excelencia en lo instrumental. Y en la parte vocal, la voz de Gerardo sin ser extraordinaria, llega al sentimiento de la gente con una poesía sencilla. Sólo Dios nos dirá hasta cuándo seguiremos".




DATOS:
49 álbumes ha editado el conjunto boliviano en Bolivia y otros países.

Por los caminos del Gran Lípez (2010) es el último trabajo de investigación que hizo el grupo, e incluye motivos, tarqueadas, diabladas, bailecitos y huayños.

CD doble y DVD, Savia Andina. De Colección (Raymi Producciones, 2011), contiene, 24 canciones "instrumentales" y "vocales" del grupo.

Volverán en el mes julio para realizar una gira por el Perú, luego continuarán por Ecuador y EE UU, celebrando sus 36 años de carrera.

Les gustaría volver a grabar con Eddy Navía y Alcides "Gato" Mejía, los otros fundadores del conjunto. Además de hacer un CD con invitados de cada país andino.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…