Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2012

Vampiros a la peruana

El escritor José Donayre presenta Doble vampiro, un homenaje al terro gótico. Se trata de un díptico en clave de novela experimental, que nació como un reto que se hizo en los noventas por el caso de Sarah Hellen. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila.-
En 1993,José Donayre Hoefken junto a Carlos Calderón Fajardo, Iván Thays y Ricardo Sumalavia se reunieron para plantearse la empresa de escribir "un libro colectivo". Ese fue el germen de Doble de vampiro (Ediciones Altazor, 2012), novela que Donayre acaba de publicar.

Recuerda que en los primeros días de comienzos de los años noventa, en el Perú solo se hablaba de Sarah Ellen, la supuesta mujer vampiro llegada de Inglaterra enterrada en el cementerio de Pisco, que volvería a la vida ese año, de acuerdo a la cortina de humo preparada por el Servicio de Inteligencia Nacional.
"Nos planteamos una estructura de un libro dividido en capítulos, donde cada capítulo sería una suerte de cuento semiautónomo del conjunto. Pero bastó q…

Mil oficios de altamar

En un buque de guerra, hombres y mujeres cumplen varios roles: además de las maniobras militares, cocinan, lavan y limpian. Conozcamos un poco de la vida en el "Cazador del mar", BAP Quiñones.
José Vadillo Vila.- Fotos: Juan Carlos Guzmán 

El soundtrack, la música de fondo que acompaña las misiones en alta mar de una fragata misilera como el BAP Quiñones, bautizada como el 'Cazador del mar', es el sonido de los motores y turbinas. De día y de noche. Acompaña los sueños, mientras las literas se mecen al ritmo de las olas, de los nudos en la velocidad, allá en los habitáculos de los oficiales, de los oficiales de mar y del personal subalterno, y también está omnipresente durante las tareas que se hacen en las guardias de cada seis horas.
Pero el sonido de los motores no es monocorde. “Los motores, en cualquier momento, te dan una sorpresa y pasa”, dice la oficial de mar tercera Eliana Campos, quien tiene el oído afinado para detectar estos cambios y saber que se deben re…

Auster, de cara al invierno

José Vadillo Vila (*)
“Se ha cerrado una puerta. Otra se ha abierto. / Has entrado en el invierno de tu vida”. Así termina 243 páginas más tarde, Diario de invierno, la nueva entrega de Paul Auster.
Si en A salto de mata, el narrador norteamericano ya había señalado sus primeros (y difíciles) años como escritor, Diario de invierno es su recuento es más exhaustivo: detalles obviados en el breve A salto de mata, hasta el universo de reflexiones y anécdotas que narra hasta que cumple los 64 años, la llegada del invierno.
Auster no podía desmerecerse con una escritura lineal. Aquí, en Diario… los saltos de tiempo se enlazan suavemente. Hay un largo pasaje, donde detalle los 21 lugares donde ha permanecido más tiempo en su vida. Animal citadino y neoyorquino al fin, Auster dice que “las ciudades medianas y pequeñas se agotaban demasiado pronto”. Porque lo que le importa, finalmente es: “el único espacio que ocupas al escribir tus libros es la página que tienes delante de la nariz” (116).…