Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2015

Guardianas de los bosques

Escribe: José Vadillo Vila
1. Cuando María Témpora Pintado fue teniente gobernadora de su pueblo, unos hombres cubiertos con pasamontañas le dejaron en las paredes de su casa un rosario de balas. Era una advertencia: ella se atrevió a detener una carreta con cargamento ilegal de carbón de algarrobo. María pagaba así el precio de ser guardiana del bosque.
Llega algún forastero a las inmediaciones del caserío de Tejedoras Bajo, en el distrito piurano de Tambo Grande, y son las mujeres las que están atentas, le preguntan qué hace, a dónde va, qué quiere. Ahora que hay un boom de las pollerías y el carbón de algarrobo es muy preciado, existen inescrupulosos que llegan con botellas de plástico repletas de petróleo para derramarlo en los árboles y secarlos rápidamente; después los extraen o matan a las aves.
“Nosotras tenemos que estar atentas porque el bosque es nuestra fuente de vida”, dice María, viuda desde hace una década. Tiene cinco hijos y dos nietos, es dirigente y produce algarrob…

Huaconada, una danza moralista

Durante los tres primeros días del año, los huacones son la autoridad máxima en Mito. La Huaconada, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, tiene el reto de mantener la tradición y renovarse como atractivo turístico de Junín. (*)
Escribe: José Vadillo Vila jvadillo@editoraperu.com.pe
Estamos en la mitad del mundo. En medio del valle del Mantaro. En la mitad de este universo que dominan hasta hoy xauxas y wankas. Aquí, junto a la carretera Central, está Mito, pueblo de la provincia de Concepción, región Junín.
***
Del 1 al 3 de enero, el distrito, donde viven aproximadamente 4,000 habitantes, es visitado por más de 30,000 personas, que llegan para conocer en el lugar a los famosos huacones.
Marca el compás la tinya. Necesariamente la toca un miteño. Es la costumbre. Clarinetes, saxofones, violines y arpas de la orquesta típica huanca se abrazan en la plaza de Mito y los huacones llegan marcando el paso con latigazos. El látigo o tronador simboliza su autoridad moral. Se entremezc…