Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2015

Higa y el complejo mundo marginal

La iluminación de Katzuo Nakamatzu es una de las mejores novelas breves en castellano y pertenece al escritor Augusto Higa Oshiro, quien explora el universo de los niséi y del distrito limeño de La Victoria. Escribe: José Vadillo Vila  Foto: Vidal Tarqui y Archivo Fotográfico del Diario Oficial El Peruano
“Entonces, llorando, arrodillado, clamando al cielo y al infierno, solamente susurraba para sí mismo: «¡La belleza existe! ¡La belleza existe!». Katzuo Nakamatsu había ingresado al kenshō, el satori, la visión de la naturaleza esencial.” Katzuo tiene alrededor de 58 años de edad. Profesor universitario, viudo, de padres japoneses. Vive en prolongación La Mar, El Porvenir. Nació alrededor de 1940 y ha vivido la fuerte discriminación contra los japoneses. Cuando observa los brotes de los sakuras en el Parque de la Exposición, contrario a una reacción de belleza, siente una pulsión de muerte. Se convierte en un hombre dual. Se enajena. Escuchará voces. Vestirá una gabardina larga tal vez c…
Mundo de historieta
Política, humor, historia y, sobre todo, pasión por educar a los niños es lo que ha definido los 46 años de trayectoria de Juan Acevedo.
Escribe: José Vadillo Vila  jvadillo@editoraperu.com.pe

1.
En una esquina se recuesta una tabla de Sarhua singular: no contiene escenas domésticas del sur ayacuchano. Están el Cuy, la Araña No, el perro Umberto, un conglomerado de los de Love Story (historieta política publicada entre 1980 y 2013) y otros personajes juanacevedianos. Un Cuy pensativo e impúdico –si cabe ese gesto peruanista– y pura fibra de vidrio, del tamaño de un ronsoco, sonríe con las orejas atentas desde otra esquina del paralelepípedo.
El primero es un singular ‘diploma’ de unos seguidores ayacuchanos de Juan Acevedo; el segundo fue elaborado en resina por el artista Alonso Núñez. Libros, empastes, donde (con)viven originales, bocetos y dibujos se despanzurran por la amplia mesa de centro.
Juan Acevedo (Lima, 1949) impone el caos “para encontrar el orden” de la exp…

Rosa, la disciplina de la fe

En la vida de la primera santa de América, Santa Rosa de Lima, se impuso el ayuno y el sacrificio para encontrar su propio camino de elevación espiritual. Escribe: José Vadillo Vila
Fotos: Archivo Histórico del Diario Oficial El Peruano

Era la bendita sor Rosa de Santa María. Era la beata de la tercera orden dominica. Era sierva de Dios. Nunca pecó mortalmente. Amaba a Santa Catalina. Fue la hija de Gaspar Flores, de la compañía de los arcabuceros del virrey, que vino desde Puerto Rico; y también corría por su torrente sanguíneo ADN huanuqueño.
Nació el 30 de abril de 1586 en la calle Santo Domingo, a espaldas del hospital del Espíritu Santo y tuvo nueve hermanos. Murió el 24 de agosto de 1617; dos años después, en 1619, su confesor, P. Pedro de Loaysa, publicó Vida de Rosa de Santa María, en el que se cuenta su vida y es un librito de poco más de 150 páginas que se vende como pan caliente cada 30 de agosto, cuando miles de feligreses recuerdan a la primera santa de América, patrona …