Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2014

Aulas verdes

A veces ninguneados, los jardineros son la cara más visiblede las gestiones municipales. El Servicio de Parques de Lima ha iniciado la Escuela de Jardineros,para elevar el nivel de los encargados de embellecer la urbe y aumentar el número de áreas verdes de la ciudad. (*)
Escribe: José Vadillo Vila Fotos: Juan Carlos Guzmán

Johnny Depp nos regaló al jardinero más famoso del cine, El Joven Manos de Tijeras. Con look de emo y ojos de carnero degollado, hacían del podar un acto que el propio Salvador Dalí envidiaría. Las manos de “Edward” eran únicas para embellecer las plantas y amar.
Joel Luyo lleva 22 años trabajando para el Servicio de Parques de Lima (Serpar) y sabe que a las plantas se las trata con amor. En las tardes, en el vivero del Parque Zonal Cahuide, en Ate –desde donde se reparten plantas para los diversos parques zonales limeños–, riega silbando sus melodías favoritas para que las plantas germinen y crezcan felices. Y sufre cuando sale de vacaciones porque sus plantas se p…

El jazz aterrizó en Pamplona

No hay oídos selectos para el jazz, sino falta deoportunidad para escucharlo. Por lo menos es lo que dicen. El sexteto de jazzafroperuano de Gabriel Alegría cerró su gira de verano. Crónica de una noche demúsica afroperuana al sur de Lima. (*) 
Escribe: José Vadillo Vila
Fotos: Óscar Farje / agencia de noticias Andina
1. Los cerros de Pamplona Alta parecen árboles negros con sus foquitos amarillos en hileras perfectas. Se pierden cuesta arriba, hacia lo infinito, y hacia abajo, entrelazándose con Lima la gris.
“¡Ahí es el tono!”, pasaban la voz los mototaxistas la noche del último 24, refiriéndose a la música nueva y fresca que empezaba a emanar de Alfonso Ugarte, zona a tiro de piedra del paradero ‘El Sapo’, en Pamplona Alta, corazón del distrito de San Juan de Miraflores.
Como si estuviésemos en Hollywood, una alfombra roja se desplegó entre las manzanas K y M. Ahí, junto a un sapo –el símbolo del sello musical Saponegro–, tirios y troyanos se tomaban libremente las fotos para el re…

Los rostros festivos de Lima

La inconmensurable capital registra diversas fiestas populares cada semana. Losmigrantes han redefinido la ciudad y, de paso, los rituales religiosos yculturales –peregrinaciones, fiestas patronales y actos festivos– paraencontrar su lugar en la capital. (*)
Escribe: José Vadillo Vila Fotos: Museo Metropolitano de Lima (Difusión)
1. Santos y cristos que llegaron envueltitos en los equipajes; que buscaron su espacio junto –sin entrecruzarse– con el Señor de los Milagros, con Santa Rosa de Lima, con San Martín de Porres. Santos y cristos que sintetizan la diversidad de ritos celebratorios que hoy conviven en Lima, día a día, los siete días de la semana.
Lo primero que uno piensa es que estos santos y cristos no estuvieron en el imaginario de los limeños tradicionales. "Lima ha concentrado una población que siempre ha estado invisible", recuerda el doctor Luis Millones.


2. Invisibilizar parece haber sido la norma en la historia nuestra. Por eso se llamó/llama "provincias"…

Sérvulo, año 100

Artista iqueño es considerado el referente más importante del expresionismo peruano. Se celebra el centenario de su nacimiento (*)
José Vadillo Vila
1. Tenía el trazo desvirgado. Enérgico. Agresivo. Desmadejado. Incandescente. Excepcional. Era de los artistas únicos y necesarios para seguir confiando en el arte como vehículo de las emociones humanas. Y cada octubre regresaba a Ica para prenderle el cirio más grande al Señor de Luren. “¡Aquí estoy, cholo!”, se presentaba en la iglesia, ante ese Cristo que tantas veces pintó. Él se llamaba Sérvulo Gutiérrez, y a veces se le escuchaba decir: “Yo soy el príncipe paraquense”. Fue el pintor peruano más genial del siglo XX.
Pintaba con fuego en los pinceles sin horarios. De día, de noche, de madrugada. A veces tiraba el lienzo sobre el suelo; otras, en el caballete. Pedía el Concierto para piano número 5, de Beethoven, y trabajaba en silencio. “Se concentraba de una manera increíble cuando pintaba. Parecía que las cosas las tenía en su mente…

Los mártires de Plumereros

El 14 de febrero de 1931 no volaron cupidos sobre Lima. Esa noche cinco bomberos voluntarios fallecieron mientras trataban de controlar el fuego en un almacén de la calle Plumereros. Una crónica sobre los hombres de rojo. (*)
Escribe: José Vadillo Vila Fotos: Archivo histórico del diario oficial El Peruano
Era 14 y era febrero. Día del Amor de aquel 1931. La calle Plumereros había reservado para la fecha una tragedia que repercutió en el espíritu de los limeños. Ese febrero, el Rey Momo se quedó con los crespos hechos; durante esos festejos del carnaval hubo comparsas, carros alegóricos, serpentinas y chisguetes por la ciudad, pero a los limeños no les quedaron ánimos para celebrar como otras veces. Lo decían en los diarios, lo confirmaban las revistas. Febrero se había puesto un cintillo negro.

A las 10 y 30 de la noche de ese sábado, mientras el travieso Cupido iba con sus flechas haciendo de las suyas por medio mundo, el Cuerpo General de Bomberos recibió una solicitud de auxilio: l…

EXPLORACIÓN LETRADA

Hay distintas formas de conocer una ciudad. Recorrerla a partir de espacios en los que cuentos, novelas y poemas recrean situaciones y personajes, genera un valor agregado que los amantes del buen leer valoran. La Casa de la Literatura presenta el Mapa de Lima para recorrer mejor la capital.
Escribe: José Vadillo Vila
Zavalita camina por la avenida La Colmena hacia la plaza San Martín lanzando aquella pregunta que desde los años sesenta quita el sueño y es vehículo de controversias: "¿en qué momento se jodió el Perú?". En la puerta del viejo hotel Crillón, el portero discrimina a Carellanta y le dice que tal vez se equivocó y lo que busca se da en el hotel Bolívar. Echado en la plaza San Martín, con todo el ruido citadino alrededor, Cara de Ángel medita al mediodía, tendido en el pasto, mientras medio millar de puquianos ha llegado a Lima para conocer el Palacio de Gobierno, la plaza mayor, el jirón de la Unión, dan una vuelta y retornan a sus tierras luego de conocer el cor…

Ciudad de lenguas

Además del español, ocho lenguas originarias se hablan en la capital, la ciudad donde vive un tercio de la población del país. ¿Qué estamos haciendo con esta diversidad de lenguas que se hablan en Lima? (*)
José Vadillo Vila

Cada miércoles, en la biblioteca municipal del distrito de San Luis, el Club de Quechua Baltaza Aspur se activa. Y no es cualquier clubecito para pichangas o reunión de once amigos. Ahí participan desde los que chapotean sus primeras palabras hasta conspicuos hijos del Ande que cuentan chistes, recitan o hablan de actualidad. Claro, lo extraño y auténtico es que todo sucede/se hace en el idioma de los incas, el quechua.
Desde su centro cultural, en pleno Centro Histórico de Lima, el guitarrista ayacuchano Manuelcha Prado dicta desde 2010 talleres de quechua. No son moco de pavo: asisten desde limeños hijos de provincianos hasta profesionales que necesitan con urgencia del idioma milenario para comunicarse con otros peruanos.
La publicidad televisiva de una bebida…