Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

Consumo y literatura

Esta casa vacía, la tercera novela de Marco García Falcón, aborda los vericuetos de una generación marcada por la economía de mercado que el autor cuestiona en cada una de sus páginas. Escrita con pulso firme, su narrativa nos lleva a reflexionar en torno a la familia, la paternidad y la religión. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
Aquí no moran los héroes. Aquí los padres tienen defectos. Aquí el ‘amor eterno’ es más una canción de Juan Gabriel que una realidad con happy end. Aquí las separaciones son menjunje cotidiano. Y la felicidad más parece una lápida plomiza que un sol de verano.
La mirada de Marco García Falcón en su novela, Esta casa vacía (Lima, Peisa, 2017), no es individual, aunque los abismos intrafamiliares del protagonista, Giovanni Perleche, puedan en apariencia decir lo contrario.
El suyo es el retrato de una generación, gente que calza las cuatro décadas y se identifica con este consumismo alarmante que Franco Berardi denominó acertadamente La fábrica de la infelic…

Últimas entradas

La caída de ‘Gonzalo’

El equipo Gein

Mirar para contar

Angélica: mamá memoria

El universo Chávez

Guillermo Arriaga: “Soy un narrador puro”

República en construcción

Maestros de las manos

Oda a la brasa

Tinta brava