Ir al contenido principal

Voz de orquestas

EN ESCENA. Juan Diego en recital en Lima. Foto: Norman Córdova/diario El Peruano.


Amén de su gran temporada, en 2012 Juan Diego Flórez fue declarado Embajador de Buena Voluntad de la Unesco, y pasó a ser parte del prestigioso grupo de líricos "Kammersänger" de Austria, mientras su proyecto por los niños, Sinfonía por el Perú, cosecha aplausos. (*)

Escribe.- José Vadillo Vila

Vivien Schweitzer, crítica de música del New York Times, uno de los diarios más influyentes del mundo, considera el dúo del tenor Juan Diego Flórez Diana y la soprano Diana Damrau, en "Elisir d'Amore", presentado en marzo en el Metropolitan de Nueva York, entre los seis eventos más importantes del año para la música culta en la ciudad de los rascacielos.
El mes pasado, haciendo eco al pedido de la Ópera de Viena -donde debutó en 1999-, el tenor ligero más famoso del orbe ingresó al exclusivo grupo de "Kammersänger", un título que concede el gobierno austríaco sólo a los gigantes de la lírica, como José Carreras, Montserrat Caballé, Plácido Domingo y Alfredo Kraus, entre otros.
En 2003, el nombre de Flórez comenzó a retumbar: el inmortal del bel canto, Luciano Pavarotti, dijo que el joven tenor podría ser su sucesor como cantante de ópera. Luego, otro de los "tres tenores", Placido Domingo, corroboró la teoría de la excelencia en la voz y la técnica del peruano. El español aumentó las lisonjas. Dijo que el peruano era el mejor tenor ligero de todos los tiempos.

***
Flórez. Foto: Norman Córdova/diario El Peruano.

Fuera de su paso por los mejores escenarios junto a las más importantes orquestas, Flórez también cosecha otras flores. En noviembre fue nombrado en París, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, como nuevo Embajador de Buena Voluntad de la Unesco. Al momento de entregarle la distinción, Irina Bokova, directora general de la institución, resaltó la dedicación e iniciativas relacionadas con la inclusión social y la educación que, en sus 16 años de trayectoria artística, ha desarrollado el artista.
El sueño de Juan Diego es "sembrar" de orquestas el Perú. Y por ello la principal iniciativa que lleva adelante se llama Sinfonía por el Perú, una entidad que va para los dos años de existencia, desde la cual apoya la creación de orquestas y coros infantiles y juveniles en nuestro país. La misma que está inspirada, lo ha dicho el propio artista, en el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela, creado hace 35 años por el maestro José Antonio Abreu.
La Fundación creada por Flórez tiene por eslogan "Canto, toco, crezco". Ya cuenta con 20 escuelas musicales (o núcleos de formación musical) en zonas urbano marginales para niños y niñas. Este proyecto de inclusión social busca, al educarlos en la música y el canto, alejarlos de la drogadicción y delincuencia, y de esta manera transformar la sociedad mediante la música. Ya lo ha dicho Juan Diego: "soy un convencido del poder de la música y el arte, y del beneficio que traerá a todos los habitantes de nuestro país", y parece que nadie lo doblegará en su contagioso empeño.

***

El mes pasado, haciendo eco al pedido de la Ópera de Viena -donde debutó en 1999-, el tenor ligero más famoso del orbe ingresó al exclusivo grupo de "Kammersänger", un título que concede el gobierno austríaco sólo a los gigantes de la lírica...

A los 39 años de edad, Juan Diego, hijo del cantante de música criolla Rubén Flórez, está casado con la alemana Julia Trappe y es padre de Leandro. Desde 2005, aproximadamente, este hombre que salta de teatros, países, aviones y hoteles, siempre ha dado un espacio en su apretada agenda para el Perú.
Tal vez por cierta nostalgia con sus primeros años musicales, cuando hacía rock en una banda de garaje, ha dado conciertos masivos en Lima y el Callao junto a figuras populares como Gianmarco o Pedro Suárez-Vértiz. Un trampolín que ha permitido al público acceder a la música académica, ello aunque Juan Diego considera que "la ópera nunca será de masas porque es para un grupo de personas con gran sensibilidad musical, lo cual no tiene que ver con su procedencia social, igual que el jazz". Aunque también suscribe la idea que sólo existe la música buena sin distinción de géneros.
El cantante que admira al tenor Alfredo Kraus, que se ha hecho un nombre a partir de interpretar las óperas del italiano Gioachino Rossini, aún se emociona cuando en medio de la formalidad de los grandes teatros del mundo, algún paisano despliega la bandera bicolor o grita "¡Viva el Perú, carajo!".

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…