Ir al contenido principal

Matos Mar analiza 70 años de migración


El antropólogo José Matos Mar, autor de El Desborde Popular (1984), presente un nuevo libro donde analiza las siete décadas del proceso migratorio en el Perú. Sostiene que, finalmente, el Perú es hoy una sociedad nacional integrada y que ya no se debe de hablar un "Perú Oficial" y el "Otro Perú". (*)

Texto y foto: José Vadillo Vila



"Desde hace cinco años, el Perú está caminando en una curva inesperada positiva. Nunca tuvo una oportunidad tan brillante como esta, ni en la época del guano", opina el antropólogo José Matos Mar.

El investigador de "casi" 91 años de edad, recuerda que "es la primera vez en nuestra historia que tenemos "más de 30 años de gobiernos democráticos, reservas por más de 54 mil millones de dólares en el Banco Central de Reserva, una revolución gastronómica y unas exportaciones de cosas impresionantes, como alcachofas, espárragos, mangos".

¿Qué necesita ahora el país para continuar este avance?
–Lo que se necesita es un buen gobierno que se dé cuenta de esto y se decida a hacer reformas estructurales. Hay que hacer una reforma de educación; sin ella, no podemos caminar. Una revolución de la ciencia y la tecnología. Y tenemos que formar empresarios de pequeñas empresas que entiendan este mundo moderno.

NUEVO TRABAJO
Matos Mar, una de las mentes más lúcidas para entender el Perú contemporáneo, presenta Perú: Estado desbordado y sociedad nacional emergente, editado por el centro de investigación de la Universidad Ricardo Palma.

En él trata de contar "lo que ha pasado en el Perú los últimos 70 años". En 1984 publicó Desborde popular, uno de los libros imprescindibles para entender nuestra sociedad. Luego se fue por unos 15 años a México y la idea de la nueva publicación nació porque "me he sentido con la obligación de escribir un libro donde se dé cuenta qué ha pasado con el desborde popular", explica.

En su nuevo libro postula que después finalmente hemos constituido una auténtica sociedad nacional.
–Sin darnos cuenta, ha habido una revolución cultural silenciosa, pacífica, al estilo andino, que ha consistido en la presencia en Lima y las principales ciudades de millones de migrantes, que se han instalado desde 1940 y han creado barriadas que se convirtieron en clases medias y populares y dieron origen a los distritos. En el caso de la capital, creó tres nuevas Limas: Lima Este, Norte y Sur.

Lo que ha cambiado al país...
–Se ha integrado el país. La provincia se ha despertado y modernizado y también hay una revolución cultural. Recién se ha cerrado la brecha entre Estado y nación y ha surgido, debido a esta migración, una sociedad nacional emergente.

Y el "Otro Perú", finalmente, se incluyó en el "Perú oficial"...
–Ahora ya no se puede hablar que hay dos Perú, sino que el "Otro Perú" tomó al "Perú Oficial" pacíficamente y al hacerlo, aprendió del empresario y construyó su propia economía: son las microempresas que dominan las ciudades, una economía extraordinaria.

RETOS ESTRUCTURALES
Para Matos Mar, tras 70 años de migraciones, se ha podido conformar "una sociedad nacional", integrada por 30 millones de personas, de los cuales 10 viven en Lima; 3, en el extranjero; y el resto en provincias.

El antropólogo destaca la descentralización, iniciada en 2002, como una reforma estructural muy importante. "Lo malo es que es departamentalizada y no por regiones transversales; de costa, sierra y selva. Es un tema en espera".

"Lo que hace falta al Perú son las reformas estructurales, la reforma del Estado. Todo tiene que cambiar: las comisarías, el transporte, el Poder Judicial, pensada en una sociedad de 30 millones; eso no lo hizo ni Bolívar ni San Martín", puntualiza.

*(Publicado el martes 20 de marzo de 2012 en el diario oficial El Peruano).

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…