Ir al contenido principal

Música de 2011


Un acercamiento a las producciones musicales editadas en 2011, con un énfasis en la mirada a los géneros andino, criollo y fusión. (*)



Escribe: José Vadillo Vila.-  

Las buenas producciones se cosecharon este año que se va. Una muestra de esta gran calidad es Renacer, de Pamela Rodríguez. Álbum festivo (escuche "Ligera love"), pero sin que la artista sacrifique su búsqueda de melodías distintas y letras complejas.

Otro imprescindible es Karimba, el sexto disco de los Novalima. Enfatiza en las creaciones propias del conjunto, con letras fuertes, sin dejar de buscar en ritmos afroperuanos.

Novedades andinas
El dúo Antología presentó Vuelve a mí. Con temas como "Mentiras", "Aléjate" y "Cabellos de Nieve", tratan de superar el Niña, editado en 2000.

La gran novedad fue el proyecto Kuska (unión, en quechua), que juntó a los cantautores Pepe Alva, Max Castro, William Luna y Diosdado Gaitán Castro. Para muestra, su primer sencillo, "Pechito Corazón".

Paralelamente, ellos continúan con sus carreras en solitario. Así, Max Castro acaba de lanzar al mercado Buscando un sueño, disco en el que incorpora arreglos de "metales" a los huainos y muestra su desarrollo musical.

Un trabajo imprescindible es el del cantante Lalo Arroyo y el guitarrista Julio Humala, A tiempo de wayno, 15 canciones en homenaje al ritmo más popular de los Andes.
 
Criollismo revitalizado
Este género respira tranquilo gracias a gente como el guitarrista Renzo Gil, quien nos hizo escuchar el álbum que edita con el intérprete Carlos Castillo, el segundo álbum del proyecto Cantando con la Historia, donde exploran canciones poco conocidas de Felipe Pinglo Alva (1899-1936).

Otro, el guitarrista Willy Terry, dio clases de picardía y criollismo junto al percusionista "Papeito" Abán en la producción En su punto.
Por su parte, Victoria Villalobos presentó uno de los álbumes más refinados en interpretación vocal de Pinglo, Horas de amor.

Jorge Luis Jasso celebró con 20 años. Mi vida en la música, un álbum triple en el que compila 60 canciones, hay tonderos, marineras y valses. Y el gran cantante Carlos Hidalgo arribó finalmente al mundo del disco con Mis ilusiones. Remembranzas limeñas, en el que reúne canciones de los "próceres" de este cancionero.

Fusión
El quinteto Kenyara esperó cuatro años para traer Nuba, con renovadas búsquedas sonoras. Para muestra su versión del fox "Vírgenes del sol" con aires latinos.

Otro álbum instrumental imperdible es Herencia Flamenca. Flamenco peruano, de Ernesto Hermoza y Ernesto "Gigio" Parodi, con maridaje entre ritmos peruanos y el flamenco.

Sin dudas, 2011 fue el año de Lucho Quequezana, quien aprovechó para reeditar Kuntur, disco tributario a la música latinoamericana de los ochentas.

Otros géneros
Gisella Altuna nos trajo su sexto hijo musical, Cuba Bonita, grabado en los famosos estudios Egrem de La Habana (Cuba). Y el director musical Tito Manrique nos entregó dos discos de Salsa Criolla, que conjugan clásicos caribeños con ritmos peruanos. Salsa Criolla 2 incluyó voces como Eva Ayllón, Eduardo del Perú y el gran Carlos Mosquera.

Lo que se viene en 2012...
Llegan los nuevos trabajos de Mar de Copas, Miriam Quiñones, Damaris y Saywa. Saldrán también Libre, de Javier Lazo, y Africanía, CD fusión del salsero Willy Rivera.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…