Ir al contenido principal

Las mejores tablas

De las obras estrenadas en las tablas peruanas en 2011, TuLima y Crónica de una muerte anunciada, fueron de las más aplaudidas. Celebraciones aparte fueron los 40 años de carrera de los grupos Yuyachkani y Cuatrotablas. (*)



Escribe: José Vadillo Vila.- 


El 2011 terminó con sabor a fiesta sobre las tablas, pues el musical TuLima recreó con actuación y baile el panorama de la capital en los años cincuenta. Fue de las puestas que mejor captó la atención del amplio público. Un trabajo mancomunado de la coreógrafa Vania Masías, la directora teatral Rocío Tovar y el músico Lucho Quequezana.

Fue un año prolijo en las tablas para el cineasta Pancho Lombardi, quien presentó en el circuito miraflorino dos trabajos: su versión de la comedia dramática Las tres hermanas, clásico de Anton Chéjov, y Cosecha. Trilogía de las altas llanuras, de David Wright Crawford, un elogio a la madurez en tres tiempos.  

Uno de los mejores directores del medio, Roberto Ángeles, con 35 años de carrera, entregó La doble inconstancia, comedia ambientada en el siglo XVII, de Pierre Marivaux, con Pietro Sibille y César Ritter. Fue un año de comedias para Sibille, pues cerró 2011 como parte del elenco de Astronautas, que presentó el colectivo Víaexpresa en la sala del Museo de Arte de Lima (Mali).

Grandes celebraciones
Los festejos más grandes de 2011 fueron los 50 años del Teatro de la Universidad Católica (TUC), con diversos trabajos escénicos, ceremonias y publicación de libro. Alberto Ísola jugó un papel importante: dirigió La vida en dos horas, compendio de siete piezas breves de dramaturgos recién egresados, y actuó en La cura de Troya, bajo las órdenes de Jorge Guerra.

Dos grupos emblemáticos con la virtud de interrogar a nuestra sociedad cumplieron cuatro décadas. Hablamos de Yuyachkani, siempre identificado como esfuerzo colectivo y con un compromiso reflexivo y político que son su fortaleza contra el tiempo. Ellos  presentaron lo mejor de su repertorio en su casa de Magdalena y diversos actos descentralizados. El otro es la asociación para la investigación actoral Cuatrotablas, dirigido por Mario Delgado Vásquez, quien al asumir como director del Teatro de San Marcos sumó juventud a su elenco y participó de los homenajes a José María Arguedas.

Haciendo empresa
Interesante el deseo de hacer empresa. La asociación Plan 9 cambió de casa y se ha impuesto darle una segunda vida al Teatro Larco con una cartelera permanente. Ahí David Carrillo se rodeó de nombres como Leonardo Torres Vilar y Vanesa Saba para presentar En la otra habitación; y también dio Demasiado poco tiempo, reflexión en clave de humor. La productora Raquel en Llamas también apuesta por rejuvenecer espacios y por cinco años administrará el teatro Pirandello del Instituto Italiano de Cultura, en la avenida Arequipa, con una oferta variada y familiar.

Alternativos
El teatro racional presentó la singular Escrito en piedra, tres piezas de escritas por Claudia Sacha, Franklin Dávalos y Eduardo Adrianzén. Fue el año de este último porque de Adrianzén también se repuso su obra de reflexión sobre la peruanidad, Diecisiete camellos, y Demonios en la piel. La pasión según Pasolini; presentó, además, Sangre como flores, y Giovanni Ciccia dirigió su versión de La tercera edad de la juventud. Otra dramaturga joven con dos montajes en la cartelera limeña fue Mariana de Althaus con Entonces Alicia cayó (ganadora del Tercer Concurso de Dramaturgia Peruana Ponemos tu obra en escena) y Criadero.

Hubo también un nuevo montaje de la pieza de César de María, Súper Popper, en el Cafae de la avenida Arequipa, y los críticos coincidieron en que entre los buenos montajes de 2011 debe figurar Dragón Rojo y la adaptación de Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez, en aplaudida adaptación de su compatriota Jorge Alí Triana. (José Vadillo Vila)

Conos presentes
Si hablamos de apuestas alternativas, es encomiable el trabajo de la Fiesta Internacional de Teatro en Calles Abiertas (Fiteca), que cumplió su primera década irradiando, desde la canchita de fútbol del barrio de La Balanza, de Comas, obras a cargo de los mejores grupos peruanos e invitados internacionales.  

También el grupo Íntegro superó la mayoría de edad y cumplió un cuarto de siglo y fue reconocida su trayectoria por el Ministerio de Cultura, haciendo una temporada breve en el teatro Municipal.

Al otro extremo de la ciudad, en Villa El Salvador, la impronta teatral está muy cuajada. Hablamos del teatro comunitario Vichama, que realiza una movida memorable al sur de la capital; o la creación colectiva de grupos teatrales de VES, como Diálogo entre zorros, que también por el centenario del amauta Arguedas llevó a las tablas César Escuza. El 2012 que iniciamos el grupo Arena y Esteras cumplirá dos décadas de labor artística desde Villa El Salvador.

Lo que pasó
-Adioses: Falleció la actriz televisiva Analí Cabrera, "Chelita", quien no pudo superar el cáncer; y el dramaturgo brechtiano Hernando Cortés, quien influyó en diversas generaciones.

-Reconocimiento: El actor Edgard Guillén fue condecorado por la Municipalidad de Pueblo Libre por sus cinco décadas dedicado al teatro.

-Desde el Estado: por el Día Mundial del Teatro, el Ministerio de Cultura otorgó el título de Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana al actor Hernán Romero y a María Estela Paredes, fundadora de La Tarumba.

-Inauguraciones: En julio se inauguró el Gran Teatro Nacional en San Borja, uno de los más modernos de América Latina; se reinauguró el Teatro Municipal de Lima y se remodeló el Teatro Segura.

-Inclusión: La compañía Kinesferadanza celebró un año uniendo en el escenario a actores con y sin discapacidad.

-Alerta: Reynaldo D'Amore alertó sobre el riesgo de desaparecer el emblemático Club de Teatro de Lima, que tiene cerca de seis décadas de labor escénica.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…