Ir al contenido principal

Plaza del pueblo



Detalle del monumento a Manco Cápac. Foto: Juan Carlos Chávez/agencia Andina.

Esta noche se reinaugura la Plaza Manco Cápac, el símbolo por antonomasia del populoso distrito de La Victoria y de los migrantes andinos que en el siglo pasado llegaron a la capital. Hoy, tras 16 meses de trabajos, la remozada plaza Manco Cápac alberga un museo, además del monumento al primer inca, y se proyecta como un nuevo destino para el turismo. (*)

Escribe: José Vadillo Vila

José Manuel Romero (74) mira con gesto vallejiano la plaza Manco Cápac. Una cinta amarilla lo separaba de las obras que se inaugurarán a las 19:00 horas. “De 20 le pongo 17 a las obras”, dice el vecino victoriano. Cuando nació, ya Manco Cápac estaba con el dedo índice en alto, bromea. Recuerda que sus padres lo traían aquí para jugar; que ha visto los años de esplendor y también las décadas de decadencia de la famosa plaza que se inauguró el 4 de abril de 1926. Por ello, cree que los 16 meses que tomaron las obras han valido la pena. 

Inca de granito del Museo A Cielo Abierto, ubicado en perímetro del monumento. Foto: Juan Carlos Chávez/Agencia Andina.

Mirada
Desde el techo del departamento de Javier Ángeles (57), la vista de la remozada plaza y sus 12 históricos ficus es de primera. Hasta parece que el primer inca –un monumento que fue un obsequio de la colonia japonesa con motivo del centenario de la independencia del Perú– apuntara al dormitorio de Ángeles. En realidad, el Manco Cápac de cinco metros, que el escultor David Lozano demoró cuatro años en entregar, señala a la esquina de las avenidas 28 de Julio con Manco Cápac. Otras voces dicen que apunta hacia el desaparecido río Huatica.

El vecino recuerda diversos momentos de la plaza. Décadas atrás, al lado del fundador del Tahuantinsuyo instalaron un televisor en blanco y negro, tiempos en que tener una caja boba era un lujo mayor, para que las mayorías disfrutaran de la magia de la TV. Hoy, Ángeles considera que las obras son muy buenas, solo espera que los "desadaptados" no malogren con espray los trabajos y que las autoridades comprendan que hablar de la plaza implica todo el perímetro: que se deben cerrar esos hotelillos de mala muerte donde todavía se ejerce la prostitución que tanto daño hizo a la plaza.

Museo y obras
Al Manco Cápac de David Lozano se le ha hecho un mantenimiento y se ha revestido con pinturas especiales para que perdure mejor resaltado en colores negro y dorado. El monumento de 87 años ya no estará solo con sus dos cóndores y su llama. Ahora lo acompañarán ocho estatuas de incas y coyas que el escultor del distrito Raúl Franco ha construido en fibra de vidrio revestido con terrazo, al tamaño natural. Alrededor de ellos se contará también la historia de los 14 incas. Todo formará parte del Museo A Cielo Abierto, construido alrededor del monumento incaico, y que proyecta, a partir de julio, recibir 10 mil visitantes entre turistas, escolares, universitarios y curiosos en general.

Panorámica de las nuevas obras del famoso parque. Foto: Juan Carlos Chávez/ Agencia Andina.

Atractivos
Rodeando la estatua histórica y Museo a Cielo Abierto hay cuatro largos espejos de agua, que cada noche se iluminarán. Para el lado que da a la avenida Iquitos, un "muro cortina" de cinco metros de alto, hecho de paneles de vidrio templado, divide armónicamente la "plaza cívica", que mira hacia la municipalidad, del anfiteatro rodeado de bancas que dan hacia la iglesia Nuestra Señora de La Victoria, donde cada año reposa el Señor de los Milagros. El "muro cortina" no es solo ornamento, es una pantalla que servirá para proyectar imágenes del distrito, del país.

Para el lado de la avenida Bausate y Meza se levantan cuatro muros de nueve metros de altura. En uno figura un mapa del Tahuantinsuyo, en el siguiente las máximas incas (ama sua, ama quella, ama llulla) que están traducidos a siete idiomas. Cerca irá una cafetería. Mientras que en la esquina de Manco Cápac con 28 de Julio van en subterráneo los modernos baños públicos y un área para la venta de artesanías. El inca que fundó el imperio del Tahuantinsuyo, el inca que fue un símbolo cuando en el siglo pasado llegaron las grandes oleadas de migrantes andinos ya no está solo: mira remozado la ciudad moderna.



Cifras
2 millones de nuevos soles cuesta solo el Museo a Cielo Abierto.

80% de la obra fue financiada por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento y 20% por la Municipalidad de La Victoria.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…