Ir al contenido principal

Diosdado y su retorno a la raíz

Músico ayacuchano también tiene listo álbum en homenaje a "Picaflor de los Andes".



Diosdado Gaitán Castro presenta CD y DVD Ayacuchomanta, donde recopila canciones tradicionales a guitarra, quena y voz. El material le permitirá realizar gira en formato acústico por teatros del país.


José Vadillo Vila.-


Ayacuchomanta es canto y acto de afirmación. "Soy de Ayacucho", significa en quechua. Se trata de una edición remasterizada del disco también conocido como Diosdado (1998), el primero de los seis álbumes en solitario que ha lanzado Diosdado Gaitán Castro, voz líder del famoso dúo que el año pasado se reunió.

El álbum, donde comparte créditos con el guitarrista Julio Humala Lema, sirve al cantautor huamanguino para volver al formato de guitarras y voz, tal como lo hizo en sus inicios junto con su hermano Rodolfo. "Es lo que me dicta el corazón y lo que me llama la tierra", dice Diosdado, quien deja de lado para este álbum los sonidos de teclados, percusiones, baterías y bajo, parafernalia que sirve cuando lleva la música andina a escenarios masivos.

Expectativa
Para esta revisión del repertorio tradicional, Diosdado "redondeó" el sonido con la quena de René de la Rosa y "montó" una segunda voz. Además, Ayacuchomanta cuenta con un DVD con videoclips filmados por escenarios de la sierra sur.

"Hacer un videoclip en HD es una necesidad para un artista porque un lector de DVD no le falta a nadie", explica el artista. Dice que las carreras en solitario, tanto de él como de su hermano Rodolfo, irán a la par a la del dúo Gaitán Castro.

Por ello, Diosdado tiene proyectada la edición de nuevos álbumes en solitario con sonido clásico, al estilo de Ayacuchomanta. Quiere dedicar uno en especial a los compositores ayacuchanos de la década de 1980, que "exploraron nuevas melodías".

A la vez, le está produciendo un álbum junto al guitarrista Jocho Velásquez y continuará explorando caminos en el huaino con arpa y la vertiente del requinto. Ha aprendido con dureza a que no se debe guardar nada: el año pasado le robaron el disco duro donde tenía 250 canciones inéditas. 


Repertorio y gira acústica
Cuando hace más de una década lanzó Diosdado, visitó teatros de todo el país con la guitarra de Julio Humala. Ahora, con la salida de Ayacuchomanta, se prepara para volver a los teatros –para él, el mejor escenario, porque exige más al artista– y recorrer el Perú con estas canciones. El primer punto de la agenda de recitales será el teatro municipal de Santa Anita y no duda de que volverá al Paraninfo de la Universidad San Antonio Abad del Cusco.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…