Ir al contenido principal

Arte para la vida


Ana María Albújar dice que artista Stefanía Polo logró en escultura, donde una golondrina sale de una maleta, reflejar momento que vive hoy tras superar cáncer.

Seis escultores se inspiraron en igual número de historias de personas que superaron el cáncer y la artritis reumatoide. El resultado es la muestra A través de sus ojos, que recorrerán Lima buscando sensibilizar sobre la necesidad de ser positivos para superar estas enfermedades. (*)


Escribe: José Vadillo Vila
   
“Hoy decreto que voy a vivir". Eso se dijo Roxy Arbe cuando hace dos años el médico le informó que tenía "la enfermedad del cáncer". Ya la superó. "Siempre me enfoqué en que iba a estar sana. La actitud es sumamente básica: si tomas todo positivo, todo se supera". Esa siempre ha sido la actitud de esta menuda administradora de empresas ante la vida.

Se dijo que iba a transmitir esta experiencia a otras personas y ahora trabaja como psicoterapeuta, preparando a pacientes oncológicos. Roxy se reunió con el artista Pepo Urteaga, le contó su historia de vida, cómo superó la enfermedad y él la plasmó en una escultura vanguardista, de colores cálidos. La experiencia de Roxy forma parte de la muestra A través de sus ojos. "La idea es decirle al público que cambien de actitud frente a una enfermedad difícil como el cáncer".

"Todos vamos a morir. Hemos nacido para morir, pero mientras tanto no vamos a dejar de hacer las cosas bellas de la vida y trabajar". Eso les ha enseñado Ana María Albújar a sus 7 hijos, 14 nietos y 4 bisnietos: mantener una mente sana para que venzas cualquier enfermedad o problema.

Por eso, cuando el médico le dijo que tenía cáncer, no respondió como la mayoría que se deprime y piensa que ya llegó el fin de sus días. Ana María estaba preparada mentalmente para "avasallar al cáncer". La vida sigue y ahora quiere hacer las cosas que ha postergado por años en su vida. Por ejemplo, viajar. Stefanía Polo ha hecho una escultura en la que una golondrina sale de un baúl que derrama colores pastel. Ana María se ha sorprendido, es la metáfora de su vida: siempre saliendo adelante. 

Yrma Jara dice que ser positiva frente a enfermedad le tomó tiempo, pero siempre tuvo a su esposo.

APRENDER A SER FUERTE
"Aunque era fuerte, como me decían mis siete hermanas, para mí no fue fácil ser positiva. Uno siempre piensa: cáncer igual a muerte", me dice Yrma Jara. Cuando vio el personaje de color celeste lleno de corazones e ideas supo que era la escultura que había hecho el artista Rudolf Castro basándose en la experiencia de ella y su esposo. Rudolf la intituló Una pareja vencedora. Una pareja con un amor que se va hasta la eternidad. 

Cuando le hacían las quimioterapias, a Yrma se le bajaban las defensas, pero su fortaleza era su esposo, con el que tiene solo tres años de casada, además de 17 años de enamorados y novios, desde los tiempos universitarios. Ahora, ella siente que la vida le ha dado una segunda oportunidad y la aprovecha, sobre todo disfrutando de sus seres queridos. Es la lección principal que aprendió en su lucha contra el cáncer.

Los ideales de superación y la historia de vida de Manuel Patrocinio, quien por años dio batalla a la artritis reumatoide, fueron la inspiración para Abel Bentín.
ARTE SOCIAL
Al inicio, cuando se lo propusieron, Abel Bentín se sintió un poco nervioso. Nunca antes había trabajado un tema tan sensible. Nunca había hecho arte a partir de la historia contada por una tercera persona. Pero cuando conoció a Manuel Patrocinio en un almuerzo, ese hombre que había sufrido artritis reumatoide por largos años, desde muy joven, sintió la buena química entre ambos, que compartían el mismo sentido del humor, la chacota. Hubo empatía.

Luego, Bentín empezó a trabajar con fibra de vidrio, resina y acrílico, pensando en que para Manuel la niñez fue muy importante y que siempre se empieza de abajo para arriba, de poco a más, con esa energía que le permitió superar la enfermedad y llegar a donde está. Cuando Abel terminó su escultura la denominó Emprendedor de sueños, la frase que mejor define a su amigo Manuel.

Jules Bay, la curadora de A través de sus ojos, dice que buscó a los seis escultores que participan de la muestra colectiva "no por estilos, por trabajo o técnica", buscó a "artistas que sean muy humanos, que sepan congeniar con personas y que comprendan lo importante que puede ser el arte para la sociedad".

A TOMAR CONCIENCIA 
La muestra, que empezó a gestarse en setiembre de 2012,  busca una toma de conciencia ante enfermedades como el cáncer y la artritis. Es una exposición interactiva: el espectador puede recorrer la galería miraflorina Luis Miró Quesada, ver vídeos sobre los procesos creativos de las esculturas o escuchar los testimonios de vida de los "inspiradores" que están en paneles junto a cada escultura. O leer en sus smartphones los códigos QR y ver directamente los vídeos.

La muestra A través de sus ojos beneficiará a la Asociación de Damas de la Alianza de Apoyo al INEN (Alinen). Su presidenta, Flor de María Pun, lleva cerca de dos décadas en la brega. Sabe que no hay persona que diga que en su entorno no ha habido casos de cáncer. Y todos deberíamos estar obligados a ayudar.

Explica Pun que más que lo material, los pacientes diagnosticados con cáncer necesitan ser escuchados, atendidos y asumir mejor una carga emocional tan fuerte como la que afrontan cuando reciben esta noticia. "El cáncer no es una condena; siempre con perseverancia y con fuerza se pueden lograr muchas cosas. Y la prevención es importante para que no tengamos un Perú con cáncer avanzando. Detectarlo a tiempo nos da muchas posibilidades de vivir y llevar una vida normal".



LA MUESTRA:
Las esculturas de A través de sus ojos,  se exponen en la Galería Luis Miró Quesada, esquina Larco con Diez Canseco, en Miraflores.
Del 24 al 05 de mayo, en el Parque Salazar, de Miraflores. Y del 09 al 26 de mayo en el Jockey Plaza, de Surco.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…