Ir al contenido principal

El charanguista de Dios


Fernando Torrico, ex integrante de Los Kjarkas de Boivia, hoy radica en EE UU. Presenta Rey de los Cielos, el segundo CD de su proyecto Latidos y anuncia gran gira por los 40 años de Los Kjarkas y otra con Latidos. (Publicada el viernes 07 de enero de 2011 en el diario oficial El Peruano)


Escribe: José Vadillo Vila

"Abra el libro como quien pela una fruta", recomendaba el bardo puneño Carlos Oquendo de Amat en sus 5 metros de poema (1927). "Te doy gracias", el primer surco de Rey de los Cielos (Lima, Saraja Producciones, 2011), es una pieza de orfebrería, como fruta fresca para los oídos.

La canción anuncia lo que viene en el nuevo álbum del dúo Latidos, formado por los bolivianos Fernando Torrico y Gina Gil. Conversamos vía telefónica con Torrico, ex integrante de Los Kjarkas y el dúo Tupay, hoy radicado en Virginia, EE UU.

Si bien sigue la línea de Despierta!!! (2008) –CD debut del dúo–, Rey de los Cielos es un intento de mayor internacionalización. "Tenemos más ritmos, como flamenco, vallenato, ranchera... El fin es llegar al pueblo de Dios en toda América Latina. Sin embargo, lo andino nunca la vamos a dejar, es nuestro estilo", explica el creador de la saya "Negrita", popularizada por Los Kjarkas y luego por Pacha.

Retorno al Perú
Tras varios años de ausencia, el músico cochabambino anuncia una gran gira por América Latina. Esta vez al frente de Latidos. "Han sido los planes de Dios. Hemos tenido un 'encuartelamiento espiritual' (en EE UU), pero ya podemos visitar otros países", dice.

Para algunos críticos, hay mucha controversia en el "convertimiento" de algunos artistas populares a la música de alabanza, pero Torrico lo tiene claro: "Hacer música cristiana requiere mucho compromiso con el Señor".

Sabe lo difícil que es hacerse un nombre en EE UU, donde hay "inmensas congregaciones cristianas" que trabajan en el área latina. Él integra en Virginia el pequeño ministerio de Gloria en Gloria y su productora Digistar Music Digistar, poco a poco se abre campo en ese gran mercado.

Además de Latidos, Fernando Torrico –considerado entre los mejores charanguistas de América Latina– está haciendo producciones de música cristiana para terceros y otros de música secular. "Lo bueno de trabajar en EE UU, es que puede tenerse a la mano músicos de mucho nivel. He grabado con gente de excelencia, músicos que trabajan artistas como Luis Fonsi o Marc Anthony", cuenta.

Recordando a Ulises
Le pedimos unas palabras sobre sus años en Los Kjarkas, y tiene especial cariño por el compositor Ulises Hermosa (1954-1992). "Fue alguien muy significativo en mi vida: un gran compañero, músico y compositor. Todo el tiempo hacíamos arreglos, pensando en dónde debía de llegar la música boliviana. Ulises era un visionario, andaba años adelante que muchos. Y creo que eso hemos heredado, el estilo, te darás cuenta en lo que hicimos en Tupay y ahora en Latidos".

De gira con los Kjarkas
El año pasado, Torrico compartió escenario con sus ex compañeros de Los Kjarkas en las presentaciones que hicieron en EE UU. Ahora confirma que junto a sus ex compañeros está preparando algo grande para, a partir de junio, celebrar los 40 años del popular conjunto andino, con una gira larga que incluiría Perú y donde él participaría.

"Nosotros, con Elmer (Hermosa) y Gastón (Guardia), somos como una familia, crecimos juntos. Pero cierta prensa amarillista decía que estábamos peleados. Ahora que estuvieron en EE UU, estuvimos en mi casa y Elmer canta un tema del disco, 'Muy lejos de ti', un vallenato que escribí para alguien como él". Porque ser cristiano es una decisión y uno "no deja de ser gente que canta, ríe y sueña."

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…