Ir al contenido principal

El rol del papá chamba




Escribe: José Vadillo Vila
Fotos: Oscar Farje / agencia de noticias Andina

Los hombres dedicamos más horas a la chamba que a la familia. En el caso peruano, es un fenómeno que empezó en la década de 1980. Así lo demuestra el estudio realizado por el portal Trabajando.com, que señala que el 44% de los peruanos, entre 18 y 32 años de edad, siente que tuvo un padre ausente en su infancia debido al trabajo.

El gerente general de Trabajando.com Perú, Ernesto Velarde, recuerda que si bien los años ochenta fueron el inicio del desarrollo de la clase media emergente (sectores B y C), significó también más de ocho horas fuera de casa. Todo, con el fin de hacer progresar a sus familias. Paralelamente, los peruanos empezamos a pasar más tiempo en el transporte público. "La tendencia es que la tendencia aumente, porque ahora tanto el padre como la madre son parte de la fuerza laboral", recuerda Velarde sin necesidad de frotar ninguna bolita.

"El porcentaje es preocupante (44%), pero no necesariamente indica una ausencia real, dado que los niños pueden tener una percepción distinta o asumir como ausencias a los alejamientos y baja comunicación en comparación con otros padres o adultos familiares. Por ello, a pesar de que los padres pueden afirmar que estuvieron presentes, es posible que el niño perciba lo contrario, pues la idea de 'presencia' es subjetiva, basada en expectativas. De ahí la importancia de que en las conversaciones con los niños se aborden temas como: ¿cuánto tiempo pasamos juntos?, ¿qué hacemos cuando estamos juntos y qué te gustaría hacer?", opina el psicólogo clínico Aldo Díaz Palomino, desarrollador del proyecto CRIAR (www.facebook.com/CriarParaPadres).

Los horarios en que al mediodía llegaban todos y la familia completa almorzaba, pasaron al olvido. "El tiempo y las obligaciones de hoy esclavizan no solo a la gran mayoría de profesionales y técnicos padres de familia, sino también los horarios de las escuelas modernas hacen que los hijos no estén cerca de sus padres. Y en este panorama solo quedan los fines de semana, los domingos", recuerda Víctor Urbano Katayama, profesor principal de la Escuela de Psicología de la Universidad Wiener.


EMPRESAS HUMANAS
Sin embargo, Ernesto Velarde, de Trabajando.com, destaca que hay un grupo de empresas en el país que da facilidades a los padres, como permisos para que recojan a sus hijos del colegio o no descontarles cuando el viernes pasado tomaron horas para asistir a las celebraciones por el Día del Padre en las escuelas de sus vástagos.

"Principalmente son compañías transnacionales, pero también aquellas para las que es un método de retención de sus colaboradores, porque tal vez son empresas pequeñas, que no pueden pagar sueldos muy altos pero trabajan intensamente el clima laboral. Y los colaboradores lo valoran mucho, dejando en segundo plano lo económico", dice Velarde, a quien le pasó lo mismo que a muchos treinteañeros: su papá participó muy poco en las actuaciones de su colegio cuando era niño.

Para el psicólogo Aldo Díaz, todavía las labores de prevención en salud familiar son relegadas por el Estado, que debería de trabajar más en la prevención primaria (información sobre buen trato, crianza positiva, competencias parentales y salud familiar), promover el empleo para hombres con carga familiar. "En lo que sí está trabajando es en dar acceso a viviendas familiares".

Velarde opina que mucho se debe al mismo trabajador. "Hoy en día hay quienes se quedan a jugar naipes en la computadora solo para que su jefe vea que se quedan más tiempo en la oficina y llegan a casa solo para dormir. Eso no es ser mejor trabajador".


DESAFÍO FAMILIA-EMPRESA
El estudio de Trabajando.com revela también que el 39% de los trabajadores toma conciencia a temprana edad de la conciliación trabajo-familia. Es decir, hacen familia jóvenes. Y eso se vuelve un desafío para las empresas: no podrán dejar de lado la vida familiar de sus empleados. Ernesto Velarde recuerda que también el 64% de los encuestados no quiere repetir su historia personal y desea lograr un equilibrio entre su casa y el trabajo. "La familia te da mucha estabilidad y protección para el futuro. La gente forma su familia y comienza a esforzarse para su beneficio", dice.

Para el psicólogo Víctor Urbano, está bien celebrar el Día del Padre, "pero más necesario es que los padres asuman el papel que les toca como tales. Hacer del domingo o fin de semana sagrado para el núcleo familiar y rara vez sacrificarlo".

Urbano resume aquello que usted ya sintió en este texto: "Más importante que el tema económico, que es central, es el afecto". Recuerde: el énfasis siempre estará en los primeros cinco años de vida de un niño. "Todo padre debe pensar en su hijo, estar cerca de él y prodigarle todo el afecto posible, porque cuando crezca y el papá trata de aproximarse a él, será más difícil". Feliz día, papá.




EL PERFIL  DEL PADRE PERUANO
Para el psicólogo Aldo Díaz, estamos ante "un perfil ambivalente".
"Con aspectos positivos, como la preocupación por ser un padre proveedor, dar solución práctica a problemas familiares y usar el tiempo libre familiar en lo recreativo, y negativos (distancia físico-emocional, fallas en las habilidades comunicativas y actitudes muy permisivas o sobreindulgentes)". Díaz explica que en los últimos 30 años han variado "levemente" las creencias paternas, pero sí cambiaron las actitudes y comportamientos. Esto último debido al acceso y abundancia de información sobre crianza y a la influencia de los  medios de comunicación.

(*) Publicado el domingo 16 de junio de 2013, cuando se celebra el Día del Padre en el Perú, en el diario oficial El Peruano.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…