Ir al contenido principal

Construir sin ensuciar




Escribe: José Vadillo Vila 
Fotos: Juan Carlos Chávez (Agencia de noticias Andina)

La bautizaron como "Carpayo 1" y a su hermana, "Carpayo 2". Se ubican en La Punta, Callao, y están entre las playas más contaminadas. Parece que un tsunami hubiera arrasado el lugar. En este extremo de la Costa Verde se acumulan maderas, guantes, cintillos amarillos donde se leen "cuidado-obras", en fin, el epílogo de la industria de la construcción. Además, hay partes de autos que los tricicleros traen de los talleres automotrices vecinos y avientan a este mar que da al morir. 

-"Carpayo 2" es mucho más sucia que "Carpayo 1". Nadie la limpia  -Percy Raúl Acasiete tiene 41 años y desde los 16 es hombre de mar. En medio de las dos playas, a las que se llega tras caminar por piedras de canto rodado, hay una caleta de pescadores y las gaviotas planean tristes entre la playa y la basura. Percy dice que el desmonte que vemos hoy no es nada, hay días que se multiplica.

En la caleta trabajan 30 pescadores, Acasiete es su presidente. Hace una semana que no salen porque el mar está movido. Pero ese es el mal menor. El dirigente dice que el desmoten les afecta sus bolsillos: Muestra redes de tramayo destruidas por los maderos, por los cercos de construcción, las bolsas blancas para desmontes. Y hay restos de tecnopor por todos lados. Las redes se destruyen tanto que ya no se puede ni cortarlas con cuchillo; sólo queda abandonar los aparejos de pesca. En el mercado, cada red cuesta 500 nuevos soles; igual suerte sufren las redes de cortinas, que cuestan 300.

"Deberían venir las constructoras y ver esto", opina Rafael, otro viejo lobo de mar. "Entre todos los compañeros limpiamos acá, porque es el lugar donde trabajamos, pe, pero a los dos días ya está de nuevo sucia". La región Callao también limpia, pero el mar trae otros restos de casonas viejas, puertas, ventanas. Algunos pescadores artesanales, con 30 o 40 años de actividad, cansados de la situación, han dejado "Carpayo", y se van a trabajar a las islas, por ejemplo, para poder sacar cocos, lisas, cachemas. Otros, persisten aquí y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) les ha donado botes preocupada tanto por su supervivencia como por el producto de su pesca.


PROBLEMA EN AUMENTO
"La playa 'Carpayo' es un símbolo del problema de la basura marina en el Perú", explica Arturo Alfaro Medina, presidente de Vida, Instituto para la Protección del Medio Ambiente, que limpia la playa chalaca desde 1999. Precisa que el problema ha aumentado a la par del boom inmobiliario:

"Los camiones contratados por las constructoras arrojan los restos de las casas derribadas, en especial de Magdalena y San Miguel, y generan volúmenes de basura en las playas". También lo ha dicho la Marina de Guerra en un estudio en el que determinó que el sedimento que llegaba a La Punta se originaba en los dos distritos limeños.

Para Alfaro los chalacos son los más perjudicados porque se quedan sin playas y la municipalidad del Callao debe destinar alrededor de 20 personas más cargadores frontales. Sin embargo, reconoce que, desde hace algunos años, a través del Ministerio del Ambiente se está buscando la cooperación técnica internacional para crear rellenos sanitarios.

El problema de la basura marina empezó en Magdalena del Mar, cuyo famoso botadero que operó por más de una década yace hoy debajo de una pampa aplanada, al costado de un acantilado. Pero el mar sigue "lavando" los desechos acumulados abajo. Opina Alfaro que San Miguel hoy está cuidando más el tema y busca que sólo se aviente el llamado "desmonte limpio" (columnas, paredes de ladrillos, tierra y piedras, sin plásticos ni maderas). "Pero el desmonte limpio también tiene un impacto: para muestra el humedal de La Arenilla, en La Punta, un área de remo donde la sedimentación ha aumentado", dice Alfaro.


ESCOMBRERAS
Subraya que se necesitan "escombreras oficiales" -como dispone la Ley General de Residuos Sólidos del año 2000-, pero "no es negocio". "Nadie obliga a las constructoras a que boten en las escombreras y la industria de la construcción lo hacen en el mar, las playas o los descampados de Villa El Salvador". Sólo algunos contratistas extranjeros exigen este tipo de certificados a sus constructoras. Alfaro dice que los bancos, que son los que financian estos proyectos inmobiliarios, también deberían de exigir a las constructoras.

Por su parte, la Gerencia de Servicios a la Ciudad de la Municipalidad Metropolitana de Lima explica a El Peruano que "a la fecha no se cuenta con una estadística exacta acerca de la cantidad de residuos de la construcción generadas en la provincia de Lima"; y que los residuos sólidos de la construcción y demolición (RCD) son generados por las actividades de construcción, rehabilitación, restauración, remodelación y demolición de edificaciones e infraestructura.

"La ausencia por muchos años de una normativa específica y de un sistema de gestión de los RCD ha causado la disposición o arrojo de estos residuos en lugares no adecuados y no autorizados, lo cual afecta las vías y espacios públicos, playas, acantilados y fajas marginales de ríos, generando los siguientes impactos negativos para el ornato de la ciudad, la salud de la población y calidad del medio ambiente", explica dicha gerencia municipal.

Para la municipalidad capitalina este problemática requiere la atención de los actores involucrados en su generación, autorización, supervisión y fiscalización correspondiente, dentro del cual se encuentran comprendidos los generadores, los gobiernos locales, el Ministerio de Vivienda y Construcción y el Ministerio del Ambiente.

"A nivel provincial, la MML autoriza y supervisa el transporte de residuos de la construcción, realizando operativos de control con el apoyo de la PNP, lo cual a través de la vigencia del nuevo reglamento (ver recuadro) se potenciará las competencias de las municipalidades distritales, actualmente ausentes en las labores de supervisión y fiscalización".

(*) Publicado el domingo 9 de junio de 2013 en el diario oficial El Peruano.


¿Qué generan los RCD?
1) Impacto visual - desorden
2) Ocupan espacios destinados para otros usos
3) Impacto en el tránsito (disminución de espacio y visibilidad)
4) Contaminación del aire (polvo, fibras de asbesto)
5) Contaminación de suelos
6) Inundación (limitación del caudal de ríos)

CON LA LEY
El 08 de febrero el Ministerio de Vivienda promulgó el Reglamento para la Gestión y Manejo de los Residuos Sólidos de las Actividades de la Construcción y Demolición, que busca generar coordinaciones interinstitucionales para el manejo y la minimización de estos residuos, entre otros. La norma entrará en vigencia en agosto.

Los RCD
Se considera residuos sólidos de la construcción y demolición o RCD al concreto, ladrillos, yeso, cerámicos, mampostería, tierras y rocas. También al vidrio, cartón, plásticos, metales y maderas generados por estas actividades. Son RCD peligrosos los envases de pintura o solventes, tubos fluorescentes, planchas de fibrocemento con asbesto y restos de madera tratada. Todas las obras de construcción, sean de grande, mediana o de menor escala, generan RCD.

Segundo uso
Los restos de las demoliciones de viviendas antiguas pueden tener un segundo uso igual que los envases de polietileno tereftalato (PET), que son 100 por ciento reciclables. Antes de demolerlas, se puede reciclar para otras construcciones los pisos de madera machimbrados, el parquet, las ventanas, las puertas. 

(DATOS Y CIFRAS)
11 playas en el Callao son aptas para los bañistas. El 100% están afectadas por la basura marina, señala la ONG Vida.

1,948 toneladas de desechos han sido recogidas en 14 años en playas, ríos y lagos por dicha organización.

S/. 3,650 es la multa que ha impuesto hoy Magdalena para quienes arrojen desmonte y basura en sus 4 kilómetros de lineales de playa.

80,000 toneladas recolectó la MML en Cercado de Lima, el año 2011. A un costo de S/. 55 por tonelada recogida y dispuesta.

Entre 50 y 200 litros día pueden sacar en residuos los vecinos o generadores, según la ordenanza metropolitana de residuos.

Desde el año 2005, la MML busca la formalización de la escombrera en Huachipa.

La Ley General de Residuos Sólidos Nº 27314, de 2000, define a los residuos sólidos de la construcción de competencia no municipal.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…