Ir al contenido principal

Noticias desde las Alturas


Celebración. El conjunto peruano radicado en España, Alturas, cumple 32 años de carrera musical. Mientras planea una gira por el Perú, el quinteto se prepara para acompañar nuevamente al tenor José Carreras en La Misa Criolla, ahora en Italia.
(Publicado en el diario El Peruano, el viernes 23 de abril de 2010)

Escribe: José Vadillo Vila.-

Ayer, en el Viejo Continente, el grupo Alturas celebró sus 32 años de carrera ininterrumpida llevando la música peruana y latinoamericana por los mejores escenarios.

El Peruano se comunicó con uno de sus integrantes, Lucho Medina, quien explica que en Alturas continúan vigentes los ideales del Movimiento de la Nueva Canción Latinoamericana.

"Nacimos bajo los ideales de la revalorización de nuestras culturas, de la 'Patria Grande', de cantar diciendo que debíamos cambiar si soñábamos con un mundo mejor para los que venían detrás. Todo ello, lo seguimos pensando y fue gracias a mujeres y hombres como Víctor Jara, Atahualpa Yupanqui o Mercedes Sosa, que estas ideas se esparcieron y se enraizaron", explica desde España.

"Más de tres décadas de carrera parecen una eternidad, pero no ha sido tanto", acota el músico. "Continuamos ensayando, preparando proyectos, escuchando propuestas, modificando arreglos de canciones, comunicándonos con amigos de muchos años... Son una serie de cosas cotidianas que hacen que el duende que llevamos dentro se regocije y se mantenga joven".

Inicios y gira de retorno
De acuerdo a su partida de nacimiento, Alturas nació en Lima en 1978, en el seno de la Tuna Universitaria Nueva Amistad (Tuna), dirigida entonces por Aurelio Tello Malpartida, musicólogo peruano actualmente radicado en México.

Además de Tello, Alturas ha sido asesorada por el maestro Celso Garrido, René Peñaloza y Lucho Craff, con quien emprendieron la aventura de la gira europea en 1990, que luego se convirtió en una residencia en Europa que dura hasta hoy. También consideran maestros a Nicomedes Santa Cruz y Chalena Vásquez.

Una de las constantes del grupo ha sido la revalorización de las formas tradicionales. "Valoramos muchísimo la formación académica así como la experiencia práctica de nuestros músicos tradicionales, no encontramos antagonismo en ambos caminos, es más, pensamos que se complementan y allí estaría la alternativa sobre una formación óptima".

El grupo continúa bajo la dirección musical del ancashino Edgar García Cossío; Lucho Medina ya cumplió tres décadas con el grupo y el iquiteño Manuel García Reátegui pasó el cuarto de siglo en Alturas. Junto a ellos están el músico apurimeño Max León y, desde hace seis años, el español Sebi Blanco.

Cuenta Medina que siendo la preocupación fundamental del grupo el aspecto humano, los miembros de "la familia altureña" han sido pocos. Uno de sus ex integrantes, Marco García Cossío, es el representante oficial de Alturas en el Perú, y hoy encargado de proyectar una agenda de fechas y lugares para, posiblemente este año, tener a los Alturas de vuelta en el Perú con diversos recitales.

Cita con Inti Illimani
Este domingo 25 de abril, en la ciudad de Valladolid, España, Alturas del Perú se reencontrará con Inti Illimani de Chile (a cargo de los hermanos Coulón). Lucho Medina explica que la relación con los chilenos se inició en 1980, cuando éstos hicieron conciertos en Lima y Tacna y los jóvenes Alturas obsequiaron al director de los Inti, Horacio Salinas, el primer elepé del conjunto, justamente porque Alturas tomó el nombre de una canción instrumental escrita por Salinas a pedido de Celso Garrido Lecca. Luego con los Inti Illimani coincidieron en diversos festivales: en 1993 en Gran Canaria; en 1998 y 2004 en Capvern, Francia. Este domingo, los Alturas abrirán el concierto y luego subirán los Inti Illimani para cerrar juntos el show.

La meta de los Alturas siempre ha sido llevar la música peruana, de costa, sierra y selva, a los mejores escenarios. Y esa noche interpretarán los clásicos andinos "Ollanta", "Turu Wilakuy" ("Velatorio del Toro") y "Nieve en los Andes". No faltarán temas de la música costeña como el vals "La Flor de la Canela", de Chabuca y la "Guajira del Pobre", de "Kiri" Escobar; los homenajes a la música afroperuana que hacen los Alturas promocionando nuestro cajón. Y de la selva, "El Pifanito", un chimaiche-lamento con fuga de changanacuy. Es que Alturas tienen la profundidad que los eleva musicalmente.

Datos:
-15 discos tiene Alturas. Sólo los tres primeros se editaron en el Perú. El más reciente, Déjame que te cante... (2005), es un recopilatorio de sus grandes éxitos.

-A mediados de julio, acompañarán al tenor español José Carreras durante tres conciertos en la catedral de Milán (Italia) para la interpretación de la obra La Misa Criolla, del argentino Ariel Ramirez.

-Alturas ha realizado presentaciones en el Perú, Alemania, Austria, Colombia, Francia, Inglaterra, Israel, Italia, Letonia, Marruecos, Polonia, Portugal, Rusia, Suiza y España.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…