Ir al contenido principal

DAR ESPERANZAS


Catorce de cada 100 niñas y adolescentes peruanas dejan losestudios a causa de un embarazo. El Ministerio de Educación brinda alternativasa esta población para que salga adelante. (*)

Escribe: José Vadillo Vila 

1. Hay una diferencia entre la alegría de cualquier adolescente que termina el colegio y la de una chica convertida en mamá, para ella ese cartón es una herramienta que le permitirá salir adelante. Vale oro. 

Finalmente, Ashley ha terminado la secundaria. En el 2015 tuvo que interrumpir sus estudios. Tenía 16 años y mucha vergüenza: había quedado embarazada. Sus padres le cerraron las puertas. El padre de su hija, también.

Ella sabe que te queda poco margen de progresar si no acabas los estudios. Pueden contratarte de personal de limpieza, pero te pagan una miseria: 650 soles por 12 horas al día y sin derecho a nada. Te explotan.

Hace dos semanas, Ashley celebró su graduación junto a otras 15 chicas de su salón, después de cuatro meses de estudio. Casi todas, muy jóvenes y madres solteras.

Estudiaba de 14:30 a 21:00 horas. Llevaba a su bebé, ya que, gracias a un convenio, el centro de educación básica alternativa (CEBA) Estados Unidos, en Comas, contaba con una guardería. Ellas podían dar de lactar a sus bebés y seguir estudiando.

Una psicóloga las visitaba cada martes para que no dejaran de estudiar (dos chicas del aula no volvieron clases).

–Yo decidí retomar mis estudios. Quiero darle lo mejor a mi hijita –dice.

Ahora busca trabajo con su secundaria acabada. También quiere estudiar una carrera técnica “para poder saber algo”. Y luego estudiar Contabilidad.

–A las chicas que salen embarazadas les digo que no dejen sus estudios. No tengan vergüenza. No se queden.

2. Se ha difundido el informe anual En deuda con la infancia, que la organización Save The Children realiza en más de 170 países. Señala que, en el Perú, 14 de cada 100 niñas son madres o están embarazadas.

La cifra se ha mantenido por más de 20 años. En el caso de zonas rurales, la data sube.Cada 35 de 100 niñas resultan embarazadas, dejan la escuela, empiezan a trabajar. Se incrementa cuando se trata de los que no han acabado la primaria: 38 de cada 100.

–Esta condición está tan asociada a la falta de oportunidades. Las cifras solas lo revelan –opina María Villalobos, directora de Save The Children Perú.

El informe comparó data oficial de las distintas fuentes gubernamentales, como el Ministerio de Trabajo, la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) o la del Seguro Integral de Salud (SIS) y la confrontó con las de otros países.

–América Latina, a pesar de tener índices mejores que África, es la segunda región con más embarazos adolescentes. Y el Perú tiene la data alta de la región. Eso podría darse también porque el país registra cada vez más y mejor. Pero los embarazos adolescentes están asociados, muchas veces, a la violencia sexual –dice Villalobos.

De las instituciones firmantes sobre el Plan Multisectorial de Prevención de Embarazo 2013-2021 Adolescente, solo el Ministerio de Salud ha detallado que invierte 5 soles por cada adolescente; el resto de los sectores no tiene claridad cuánto define para ese tema, opina.

3. A diferencia de las instituciones de educación básica regular, los CEBA deben de enfatizar el acompañamiento socioemocional de las alumnas, ofrecer herramientas de cuidado materno-infantil, y atender a sus hijos.

María Diez Hurtado, asesora de la Dirección de Educación Básica Alternativa (DEBA) del Ministerio de Educación, recuerda que algunos CEBA tienen ese modelo de atención, gracias a convenios con algunas oenegés. Y han desarrollado pequeñas guarderías mientras las madres estudian.

Y es que el principal problema para las madres adolescentes es con quién dejan a sus bebés. Es un factor por el que muchas no se animan a volver a las aulas.

No hay una cifra oficial de las niñas-mamás que estudian, porque la mayoría no declara que son madres adolescentes.

Minedu ha desarrollado, desde 2015, las becas ‘Doble Oportunidad’, que permite a un grupo aún reducido terminar en dos años la secundaria y, en paralelo, acabar una carrera técnica. Se busca que este programa crezca, pero se necesita que los CEBA cuenten con espacios de guarderías, si no, las chicas se retirarán.


Existe ya una alternativa de educación semipresencial, tres veces por semana. Y desde este año un programa a distancia virtual, para que solo asistan al 10% del CEBA y el resto lo hagan desde casa por internet.


Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…