Ir al contenido principal

Tips para incentivar la lectura



¿Qué medidas urgentes se deben asumir para mejorar el hábito de leer entre los peruanos e incentivar a la industria editorial? (*)

José Vadillo Vila
jvadillo@editoraperu.com.pe

La cifra causa alarma: el consumo per capita de libros en el Perú es de 3.3 libros por persona al año. Es el más bajo de la región. Y preocupa a los especialistas porque la cifra podría ser aún menor.

Si bien existe una encuesta elaborada por la PUCP, esta solo considera a los mayores de 18 años. Y las famosas pruebas PISA del sector Educación ven la lectura desde el punto de vista del proceso cognitivo de la lectura. Por ello, opinan, urge una gran encuesta de hábitos de lectura, una herramienta que el Perú no ha desarrollado.

1. Data urgente

El director del Libro y la Lectura del Ministerio de Cultura, Ezyo Neyra, y el vocero de la Cámara Peruana del Libro (CPL), Pedro Villa, coinciden en la necesidad de que se realice anualmente una encuesta nacional de hábitos de lectura. Es una herramienta que nuestros socios de la Alianza del Pacífico (México, Colombia y Chile) ya tienen y que les ha permitido contar con planes y políticas para la lectura, muy definidas hace años. 

“En la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho), del INEI, se incluye la pregunta sobre el consumo de libros, pero no se puede ‘leer’ exactamente si se consumen textos escolares, diarios, libros académicos… No se puede saber cómo evoluciona la lectura. Necesitamos saber cuánta gente se acerca a los libros simplemente para disfrutarlos”, opina Villa.

“Si nos referimos a un lector que se acerca por entretenimiento, hablamos de alguien que tiene el hábito de la lectura”, agrega a su turno Ezyo Neyra. 

Ambos coinciden en que el gobierno que entre a partir del 28 de julio debe contar con mayor información al respecto: no tenemos información confiable sobre hábitos de lectura en el Perú. Primer punto.

Para la Cámara Peruana del Libro, el Plan Lector debería ser una herramienta en un Plan Nacional del Libro y la Lectura –que hace 12 años debió establecerse, de acuerdo con lo que señalaba la Ley del Libro (Nº 28086)–, para ver qué es lo que tienen que hacer los ministerios de Cultura y de Educación, la Biblioteca Nacional, los gobiernos regionales y locales. Sin embargo, el documento preliminar nunca se ejecutó. “Si queremos convertirnos en el país de lectores que ansiamos, es hora de trazarnos las metas, hacia dónde queremos llegar”, agrega Villa. 

2. Mesa de trabajo

Antes de julio, adelanta Ezyo Neyra, se tendrá armada la mesa de trabajo para definir los lineamientos y políticas del libro y la lectura, un pedido que ha hecho el sector privado al Ministerio de Cultura. 

La mesa, que sería instalada por decreto supremo, permitirá un trabajo conjunto que facilitará las cosas al siguiente gobierno en materia de promoción del libro y la lectura.

Neyra cuenta que se estudia los miembros que la integrarían. Estarán, claro, representantes de los ministerios de Cultura y de Educación; también de la Biblioteca Nacional del Perú, la CPL y los editores independientes, además, se busca también la presencia de un gremio de autores, una sociedad de gestión colectiva de autores, otra de impresores y de impresores. 

3. Legislación diferenciada

En octubre pasado, se ampliaron los beneficios tributarios de la Ley del Libro. Se gozará de estos por tres años más, hasta el 2018, pero, ¿luego qué sucederá?

“El Ministerio de Cultura ha dado el apoyo técnico al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), y pronto saldrá la modificatoria del reglamento de la Ley del Libro”, anuncia Neyra, para quien el siguiente paso debe ser proponer una nueva norma, que llene una serie de vacíos que la actual presenta. Será un trabajo para el Congreso 2016-2021. Todos lo esperamos.

Por su parte, Pedro Villa opina que se necesita “que el próximo gobierno cambie la lógica de cómo el MEF se aproxima a las industrias culturales: las trata igual que a otros sectores. Inglaterra y nuestros socios en la Alianza del Pacífico desarrollan políticas diferenciadas para el desarrollo de sus industrias culturales, que se dan en procesos largos. Colombia tiene una ley del libro desde hace 50 años. Aquí, la visión del MEF continúa siendo muy dogmática”.

4. Decisión política

Y todas las medidas dependen de un solo factor: “Una decisión política de primer nivel”, es decir, una orden presidencial. 

Neyra recuerda que es difícil cambiar los paradigmas que rigen en los técnicos y todo dependerá del ahínco que el próximo presidente de la República ponga al tema de fomento de la lectura y el desarrollo de la industria editorial. 

Decisión política. En Chile, la presidente Michelle Bachelet, al inicio de su mandato, en 2014, reactivó el plan nacional chileno del libro y la lectura. En 2015, su sistema nacional de bibliotecas cerró con compras por cerca de 7 millones de dólares. El sistema peruano, lo hizo por unos 60,000 dólares. 

5. Compras municipales

El año pasado, la Municipalidad Metropolitana de Lima, la más grande e importante del Perú, gastó alrededor de 6,000 soles en la compra de libros. A pesar del volumen de ingresos que tiene, la MML solicitó donaciones para implementar bibliotecas. Y el monto global de las regiones del país, las compras fueron del orden de los 40,000 soles.

“¿Y así nos queremos comparar con Medellín, Santiago, así queremos que Lima sea una capital mundial del libro como Bogotá o Buenos Aires?”, pregunta Villa. Neyra coincide en que urgen políticas para la compras de libros en el país.

Mas hay avances, claro está. El Ministerio de Cultura se ha articulado con 39 municipalidades ‘tipo A’ (35 de Lima Metropolitana, más Arequipa, Chiclayo, Trujillo y Tacna) y ejecutan planes del libro y la lectura para el quinquenio 2016-2021. 

“Desde el Ministerio de Cultura hemos impulsado un modelo de plan que ellos han adaptado a sus realidades; y ahora trabajamos para nuevas metas que deben plantearse de 2018 al 2023, ya con 205 municipalidades tipo B, que serían, sobre todo, de provincias”, adelanta Ezyo Neyra.

(*) Publicado el viernes 22 de abril de 2016 en el Diario Oficial El Peruano. 

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…