Ir al contenido principal

Tabucchi: escritor para escritores


La muerte intempestiva del escritor italiano Antonio Tabucchi ha sido sentida en todo el mundo. Los escritores peruanos también comentan sobre el fallecido narrador y su relación con las letras latinoamericanas de este admirador de Jorge Luis Borges. (*)



La partida del italiano Antonio Tabucchi (1943-2012), el último domingo, fue sentida por hombres de letras peruanos. Colegas suyos como los narradores Carlos Calderón Fajardo y José Antonio Bravo o el poeta y traductor Renato Sandoval comentaron su partida.

"Esta muerte absurda me crea un profundo desasosiego irreparable", define el escritor Carlos Calderón Fajardo, autor de La segunda visita de William Burroughs. 

"Tabucchi no es un escritor italiano contemporáneo a lo Alberto Moravia; es un escritor para escritores", explica. "Los escritores que estamos no somos realistas, sino de atmósferas enrarecidas o fantásticas, le teníamos culto; sobre todo por sus cuentos". 

La influencia de Tabucchi ha sido intensa, y Calderón Fajardo, quien lo homenajeó con un cuento incluido en el libro Historia de verdugos (2006), recuerda que muchos esperaban que fuese elegido Nobel de Literatura.

Pessoa, Borges
Tabucchi falleció en Lisboa. No es un dato trivial, era un apasionado de la literatura lusa y el más importante estudioso del escritor Fernando de Pessoa (1888-1935), que apareció también como personaje de sus ficciones. El editor Renato Sandoval "un profundo admirador y seguidor de las obras de Tabucchi", tradujo del italiano la novela Nocturno Hindú  además de algunos cuentos.

"Sin duda, es uno de los más importantes escritores de Europa contemporánea", define Sandoval, quien resalta el "mundo particular" de Tabucchi, quien tuvo muchas conexiones con la literatura latinoamericana: fue gran admirador de Borges. 

"Tiene un poco esa visión borgiana del mundo y a la vez es kafkiana: ve el mundo como laberinto, un absurdo, y siempre Tabucchi tuvo una cuota de humor muy particular, como el que tenían Borges y Kafka", cuenta.

Su admiración por Fernando de Pessoa le hizo escribir varios libros en portugués "y apropiarse de una forma pessoniana de ver el mundo. El mismo se convirtió en una especie de heterónimo del propio Pessoa", dice Sandoval, quien intercambió para las traducciones un par de cartas con el autor. 

Autor comprometido
José Antonio Bravo destaca de Tabucchi la "posición marxista con gran equilibro, con mucho respeto a la persona humana y a la democracia" del escritor italiano. 

Comenta que en Sostiene Pereira, el escritor italiano enlaza perfectamente con La revolución de los claveles (1974) "y eso pone en el tapete el buen registro de las novelas de denuncia y de testimonio con gran calidad artística. No es un panfleto, sino es la naturaleza humana el eje principal del interés del escritor".

Bravo comenta que estamos ante un autor que era muy querido, como lo fue el Nobel portugués Saramago, "que tampoco fue un marxista ortodoxo sino, primero, un ser humano que abrazaba la igualdad de los derechos del hombre", dice el escritor tarmeño.

(*) Publicado el 27 de marzo de 2012 en el diario oficial El Peruano.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…