Ir al contenido principal

De voz confrontacional


Luego de 14 años, Richard Villalón regresa al Perú. El artista finalmente sacará un nuevo CD tras seis años de silencio, incluirá ritmos latinoamericanos y world music. Prepara novela de temática sexual y gira por México y Canadá.

TEXTO Y FOTO: JOSÉ VADILLO VILA

(Publicado en el diario El Peruano, el lunes 16 de abril de 2007)

Catorce años después, baja el avión y Lima tiene nueva careta. En Miraflores y San Isidro todos son muy “súpermegacriollos”, que cholo por acá, chola por allá. En la Lima del siglo XXI la gente llora escuchando a todo volumen a Eva Ayllón, con el repertorio que Villalón –ahijado de Chabuca Granda e íntimo de Tania Libertad- estrenó hace dos décadas: “El Tamalito” y “Negra presuntuosa”.
“Lo de los nuevos criollos son de cascarón, no respetan ni a los criollos ni a los andinos”, me dice Villarón, cantante de voz contratenor, que se mantiene gracias a sus investigaciones sobre las técnicas vocales. Ha engordado, pero sigue siendo “un ser humano de izquierda”.
Pensaba que Lima había cambiado y fue a La Parada y La Victoria. Se decepcionó, todo sigue igual. Se irrita más porque hasta ahora los espectáculos culturales no son auspiciados y tampoco hay espacios donde los artistas, tan premiados como él, demuestren su talento.
Su leyenda personal dice que antes de marcharse a México, en 1984, y convertirse en una “máquina” que daba hasta 370 conciertos por año, Villalón cantaba en todas partes, y hasta los más bravos lo escuchaban reinventar los valses.

Todos vuelven
Decidió volver al Perú hace dos años. El 5 de setiembre de 2005 se casó en Sevilla con el productor y director español José María Moreno. Hubo dos mil invitados y ningún peruano. “Me casé también por una necesidad política, para que la gente entienda que ser homosexual no tiene porqué significar ser menos que otros que pagan impuestos”.
Volvió animado por Tania Libertad, ahora alista nueva gira por México y Canadá. Ya fueron media docena de calendarios dedicados a dictar talleres y cantar sólo cuando le daba la gana. A escribir guiones y salpicarlos con algún artículo “siempre políticamente incorrecto”.
Aunque siente los anticuerpos, cree que es necesario conquistar el Perú. “Tenemos un país maravilloso. Aquí he mamado la poesía. Me parece indignante que se piense que los negros sólo sirven para mover el cucú y abrir la puerta, y que los cholos son jodidos. ¡Somos el país que ha producido a Cesar Vallejo! Un día el mundo descubrirá que Felipe Pinglo Alva fue un Mozart”.
Hombre que hace de la polémica su día a día, Villalón es peruano y mexicano; cristiano y judío; de aquí y de allá; vive en Sevilla pero canta mucho en Italia; nació en La Victoria y creció en Miraflores. Ama los valses y sucumbe ante la música andina (“el huaino se nutre de la esperanza de ver un lucero en el amanecer”). Pese a todo, a sus 48 años de edad se considera un hombre afortunado que se casó con la persona que quiere.

Nuevo material
El hombre que se define como “un músico raro”, porque no busca grabar discos, tiene un nuevo trabajo, donde mezcla world music con la música latinoamericana. De su amigo Dante Piaggio toma “Palomita de barro” y “Añahuay”; incluye inéditos de Pablo Milanés y Silvio Rodríguez. Ya están listos los 12 temas pero ha venido a Lima y quiere llevarse tres temas nuevos. El disco sale este año en Europa.
La música no es su único retorno. En 1998, Villalón publicó el ensayo Sexo sentido, y ahora está terminando Cuerpos transeúntes, su primera novela, también ligada al tema de la sexualidad. Su visita será corta, hasta el 10 de mayo. Tiempo suficiente para recargarse y maravillar con su canto.

Critica las migraciones
Lo primero que le llamó la atención cuando volvió a Lima es que la avenida La Marina se parece Las Vegas. En España, todos los peruanos dicen que son de Miraflores y hablan pronunciando una zeta. Y él se ríe.
Aunque ser artista calificado le ha permitido vivir bien, denuncia la migración. “Me parece muy desgraciado que los latinoamericanos sientan orgullo cuando les mandan dinero de afuera. Hay una agresión muy fuerte de Europa hacia los nosotros, nos quieren para limpiar culos, recoger frutas o ser putas. No se puede vender tu dignidad por dinero”.

“Pertenece a una hornada de músicos donde Andrés Soto y ‘Kiri’ Escobar eran los compositor, y con Susana Baca eran los dos intérpretes.

Ofrecimiento. Busca a discográficas nacionales para darles gratuitamente su material.

Entradas más populares de este blog

35 años sin “Picaflor de los Andes”

Aniversario. Hoy se cumple un año más de la partida del cantor huancaíno Víctor Alberto Gil Mallma. Este cantor mayor de la música andina, falleció en La Oroya en 1975 y reunió a más de 100 mil personas en su sepelio. (Publicado el miércoles 14 de Julio de 2010 en el diario El Peruano)

Escribe: José Vadillo Vila


1. Los últimos días de su vida, “Picaflor de los Andes”" repetía que se iría muy lejos. Que se iba a morir. Dicen que la tristeza lo abrazaba desde que no pudo cantar en Concepción, durante la última gira que realizó y la gente lo pifió pensando que suspendía el espectáculo porque estaba borracho, pero “Picaflor” era un artista abstemio.

Lo habían llamado también el “Genio del Huaytapallana”, en alusión al nevado que bendice a Huancayo y el valle del Mantaro, esas tierras donde había nacido este “huanca hualash” (“hombre huanca”) y a la que cantaba con una voz que no ha sido igualada, según sus seguidores.

Yo soy huancaíno por algo / Conózcanme bien, amigos míos (...) Conózca…

Acto de soledad

Con 75 años de edad y 53 de carrera en las tablas, al actor y director Edgar Guillén le acompañan sus recuerdos. Cuestionarse la existencia y la actuación le permitieron darle fortaleza a los unipersonales, donde dictó cátedra. (*)
Texto y foto: José Vadillo Vila
1. Hace tiempo que Guillén no aparece en las páginas culturales. Estira sus manos huesudas, su amable cara de sonrisa larga; saluda. Se excusa, pero "a estas alturas de mi vida ya he perdido la noción del tiempo; me gusta no estar al día con la fecha", dice. Serán entonces dos o tres años que cerró el ciclo de hacer teatro en su casa, en Pueblo Libre. Fue una larga temporada, llena de aplausos, de obras y personajes, de charlas sobre su quehacer, que inició el 13 de noviembre de 1993. Cuando cerró el telón, sintió la liberación. Entonces empezó a viajar, a presentarse en locales alternativos.           Ahora acaricia a "Misha", la gata egipcia que ronronea y se adormece sobre los muebles de la sala donde aye…

En la piel del policía

El escribidor de este blog participó del primer taller vivencial de la PNP, Yo periodista, tú policía. Se realizó el 21 de noviembre en la Escuela de Oficiales PNP en Chorrillos y, del 22 al 24, en la Escuela Técnica Superior PNP en Mazamari, Junín.

José Vadillo Vila
Foto: cortesía de Luis Gonzáles Taipe
(Publicado en el diario El Peruano el 11 de diciembre de 2007)




El bautizo
-¡Cuerpo a tierra! -gritó "Pacolo", nuestro instructor. Y los estrenados uniformes de campaña se fueron al demonio; a besarse con el barro, las piedras y el polvo.

Nos esperaban 200 metros entre la pista de aterrizaje y la base antisubversiva de la PNP en Mazamari. La voz del instructor resonó de nuevo, "¡¿cómo está esa moral?!" La sección de 23 periodistas debía de rampear respondiendo, con voz fuerte y clara, que "¡Alta, altísima, como el sol y las estrellas. El combatiente no nace, se hace. Lo posible está hecho; lo imposible, lo haremos!".

Cuando uno rampea, y el sol cae sobre tu nuca…